martes, 2 de diciembre de 2008

No puedo dejar de mencionar...

la muy lamentable pérdida de nuestra poeta Enriqueta Ochoa, con quien tanto siempre me identifiqué. Que la bautice el viento, dondequiera que esté.

Y paso a mi reporte cotidiano: Después de la descorazonada que nos dieron ayer los médicos al indicar que no le darían a Paola el tratamiento completo como sugirieron los médicos anteriores, y pensando en que pasaría una semana más sólo en observación, sin que en realidad se estuviera haciendo algo contra la enfermedad, esta tarde el médico recibió las indicaciones de una doctora Cárdenas en donde claramente dice que Paola debe recibir el tratamiento y lo iniciaron.
Mañana tiene indicada una -¡otra!- punción lumbar para verificar la inflamación y también volverán a hacerle el Dopler. Esta semana será así y la próxima seguirá en observación con el medicamento completo. El viernes se tendrá al fin el resultado del INDRE y esperamos que todo quedará más claro.

Hoy me acompañó mi tía Tere al hospital. Me invito a comer a la ida y de regreso un café y hasta compró una rebanada de pastel para Mauricio. A Pablita le dejamos unas galletas Macma que también me trajo mi tía y que nos encantan.

Paola ya está un poco más tranquila aunque claro que no le gusta para nada el panorama de otras dos semanas hospitalizada, a veces se desespera y se pone neuras, pero la entiendo. Con todo y eso en el hospital dicen que es la paciente mejor portada del piso, y a nosotros nos toca intentar entender cómo se siente. Ha sido muy valiente, con eso de que sus venas están tan atrofiadas y le duelen y aún así tiene que dejarse pinchar cada vez y cuando, y las punciones lumbares ni qué decir... es una luchadora, indudablemente.

Llamó Sandra y dijo que ella me acompaña el jueves. Anda con una erupción en la piel de seguro por nervios de la operación de su marido. Estamos amoladas.

Yo ahora tengo gastritis, porque diariamente se me olvida comprar ranitidina y he empeorado. Espero mañana hacer lo conducente para no seguir mal o efectivamente, tendría que hacer alguna consulta con mi tía Olga como sugiere el Cosa...

Quedo a deber la foto porque tardamos mucho en el reporte médico y se me fue el avión porque tuve que salir corriendo a la tiendita del hospital para llevarle chuchulucos a Paola, que no los perdona...

No hay comentarios: