jueves, 29 de julio de 2010

Formar un libro


Cuando una lo que hace es escribir, es una cosa. Pero dar forma a un libro y sobre todo en una computadora, es otra bien diferente.
En mis tiempos era fácil -según yo-, porque solamente se hacían los dommies y punto. Para eso escribías a máquina, recortabas, pegabas, cambiabas de lugar, en fin, hacías todo lo necesario hasta quedar satisfecha con el resultado, y la imprenta se hacía cargo de lo demás.
Hoy en día eso se hace pero para mí es más complicado en la computadora. Principalmente porque en mi caso, no tengo quien me de un curso para manejar el InDesign, y batallo para entenderlo. Porque mientras que una toma un tramo de texto y lo pega o lo despega, a la compu hay que decirle "muévete a la derecha, estira la mano, usa los dedos para coger el texto, levántalo, dirígete hacia la siguiente página"... etcétera etcétera.
Los que saben por favor no tan fácilmente me echen la viga encima. No saber es un verdadero impedimento para hacer cosas. Intento seguir la lógica del programa pero al no tener experiencia al respecto, poca idea tengo.
En la foto uno de mis cuadros
Todo esto porque como saben, ya estoy tipografiando y formando el libro para la imprenta. Pero hace rato que estuve trabajando en unos ajustes a las páginas, terminé como si hubiera llegado un viento y me hubiera revuelto todo: me perdí entre tantas páginas, quité algunas, agregué otras que contra lo que yo creí mis indicaciones, se colocaron donde yo no supe y puse más pero luego las encontré y fue cuando ya no supe qué hacer, salvé todo y me voy a poner a meditar a ver si la concentracia me ilumina el cerebro para que en unas horas regrese como buena gurú, descubra toooodo lo que hice mal, lo corrija y ¡al fin! avance otro poquito.
Ah, por si me van a recetar los tutoriales, son en inglés los videos y hablan tan rápido que me marean y no les entiendo todo, lo que me hace sentir que es pérdida de tiempo.
Claro, dice Alex que para qué me meto en cosas que no sé hacer. Pero es que yo no me metí, sino que al aprobar mi proyecto, que era entregar el texto y que hicieran el libro, la condición para aprobarlo fue que yo entregara ya un libro hecho... y no me extendieron el plazo de entrega, pero la emoción del apoyo no me dejó ver estos pequeños problemitas.
En fin, en cuanto salga de ésta me lanzo al fin del mundo a que me den un curso de InDesign y ya veremos la próxima vez que haga un libro.
¡Abur!
En la foto uno de mis cuadros que podría ilustrar lo dicho.

miércoles, 28 de julio de 2010

Educación



Esta mañana, escuchando Radio Universidad de Baja California, oí que abordaban el tema del arte en la universidad, no como una carrera sino como una actividad paralela que con el tiempo, eventualmente se volvía también profesional. Y la entrevistadora le decía a una bailarina: "¿Cómo que eres contadora y te gusta bailar?", "¿Cómo que te gustan los números y los negocios pero también el baile?" ¡Increíble! eso parece indicar "zapatero, a tus zapatos", como si los seres humanos fuéramos solamente una rebanada y no todo el pastel.
La entrevistada relató que desde niña estudió canto y luego danza, lo que indica claramente que una educación integral no solamente sirve para que cada individuo conozca y se identifique con la manera de expresar su creatividad y sensibilidad, sino que nos hace ver que es indispensable para mejorar la formación de las personas.
Qué lástima que hasta que estén en la facultad tengan acceso a clases de danza, de artes plásticas, canto, literatura, etcétera, si bien nos va. Qué diferente sería cada ciudadano de este país si toda su vida estuviera en contacto con el arte y se encontrara consigo mismo y con los demás por medio de esas expresiones que subliman la emoción, nos enseñan la mejor manera de expresarnos, de perder miedos, de jugar, inventar, imaginar...
Por eso vuelvo a la misma cantaleta de siempre: la clave está en la educación. Y por eso, porque mi convicción se ve reforzada cada día con detalles como el de esta mañana, seguiré hasta donde me sea materialmente posible con los talleres para niños en Huajuapan y en todo lado donde me reciban para compartir esta pasión por el arte y los niños.
En la foto, la amiga Luca con el grupo ejecutando una danza africana en El Sauzal.

martes, 27 de julio de 2010

Lo que es el cuerpo...

Me di cuenta en los últimos dos días de lo que puede hacer mi cuerpo, lo increíblemente eficiente que resulta sin que yo ponga un solo pensamiento en ello.
Sucede que al parecer me intoxiqué con dos pequeños camarones que comí el domingo. A las cuatro de la mañana del lunes sentí algo raro que relacioné con la sed y me levanté a tomar agua, pero en seguida una bola dura en el estómago me dolió bastante sin que yo supiera qué era -quizá el agua estaba fría o me cayó de peso, pensé- y en pocos momentos se desató la tempestad.
Todo el mundo sabe lo que es una diarrea, y eso fue lo que me aconteció durante las siguientes horas. Cuando paró, mi estómago no era más que una masa dura e hinchada, repleta de dolor. Mi cuerpo se sacudía con calosfríos y me dolían los huesos y los músculos. La náusea seguía presente.
Así pasé el día, tomé por la tarde un poquito de caldo con un pedacito de zanahoria y unas dos cucharadas de pollo porque no pude comer más. El cuerpo doliente no puede ser acomodado en ninguna parte sin que duela más, y me sentía cansada. La cabeza, un martillo.
Pero después de un ibuprofeno me cambió el panorama y pude tomar en la noche un pan y más líquido.
Este día he amanecido con sólo un eco del dolor en el estómago, aunque el cuerpo, los músculos, continúan adoloridos. Pero es por la batalla que le dieron a la enfermedad, es natural que estén cansados después de su victoria. Y yo voy con pies de plomo para la comida, aunque sigo sin apetito. Pero por encima de todo, estoy contenta de ver lo que somos, lo maravillosamente bien conformados que estamos. ¡Gracias, Dios!

miércoles, 21 de julio de 2010

Trabajo de Jorge




Esta vez, el alumno hizo un paisaje con mosaicos de papel recortado de una revista.

Viejos apuntes de la primavera del 2006 en Monterrey


Mia manos sueñan que siembran

El gorjeo matutino que hace cundir la mañana como fresco manto de tréboles se estaciona en el aire azul de la primavera. Zumba la vida, reverdece la hoja, el tronco tiene nueva savia. En el pasto la vida nace y se repite minúscula, escondida, portentosa. Debajo de cada hoja existe el mundo pequeño y nunca quieto del insecto. Las cochinillas sitian como canicas las macetas; las libélulas desfilan elegantes, lisonjeras. Las matas de ilusión trepan al tronco yerto de la higuera, anudan su circunferencia tosca y seca. Generosos, lo geranios sempiternos compiten en esplendores. Ficus proyecta su sombra como hermano mayor del jardín. Desde su incipiente altura saluda al penacho moteado del croto que aún bosteza de su sueño invernal.
Siguen gorjeando los pájaros que como como columpio, como globero, como gato. Trina el jilguero y en el aire, mecidas con los trinos, las pelusas invisibles portadores de vida, las motas germinales que cumplen otra vez la misma cita.

martes, 20 de julio de 2010

lunes, 19 de julio de 2010

De plácemes el fin de semana




Bueno, el sábado se hizo la clausura del curso de arte alternativo y los chavos hicieron buenas cosas, el grupo estuvo muy bien integrado y conocí gente nueva, interesante, joven, alegre, inteligente.
Por si fuera poco, Paolita vino de fin de semana y aprovechamos para festejar el cumpleaños de Edgar en casa, con una agradable comida, las fotos las debo porque las tomó Paola. Estuvieron en casa el profe Merino, Alex, Armando y Paola con los peludos y el festejado.
El domingo hubo recalentado y no vino Alex pero estuvieron Deyanira y Adriana porque al final Laura no pudo llegar, y pasamos una tarde muy grata aunque tuve que despedir a Paola que por cierto, encontraron la carretera hecha un desastre y les tomó mucho tiempo arribar a Mexicali.
Aunque esos dos días hizo tremendo calor, creo de 33 grados, éste ha sido un día de solamente 22, y aunque no es cosa grave, tales cambios me desconciertan, o más bien a mi osamenta, que a las primeras de cambio se resiente por aquello de que lleva la cuenta de los años, cosa que mi cerebro no registra.
Por la noche me dieron ganas de ir al mirador con todo y que la luna está apenas a la mitad y había mucha bruma.

miércoles, 14 de julio de 2010

Sin aliento


Buscar, buscar palabras con anzuelo a ver cuál muerde primero, cuál llega boqueando hasta la pluma fuente que la atrapa y la descama para que sus aletas inertes adornen una página, impresionen al mejor lector, apunten cosas importantes mientras el pescador, la pescadora, intenta nuevamente en el océano de tinta esclarecer alguna frase, algo más que una palabra solitaria como el ánima que anda de pesca desde la madrugada, tratando de resguardar tardíos rayos de luna antes que el sol enceguezca la mañana con su grandilocuencia, antes de que la luz aplane todas las palabras de la pesca y la red quede vacía como si fueran fantasmas esas letras torcidas y boqueantes.

martes, 13 de julio de 2010

Novedades






La semana pasada asistí a un curso en Cearte sobre arte alternativo, impartido por el maestro Francisco Merino. Esta semana es la segunda fase, en la que los alumnos de la semana pasada imparten el taller a los jóvenes que se apuntaron en ésta. El grupo está nutrido, las vacaciones han permitido que varios jóvenes puedan asistir, y el proyecto es interesante porque haremos graffiti en las paredes de las aulas donde estamos trabajando.
Me parece buena señal que la institución se abra a estas expresiones urbanas de nuestro tiempo, y ofrezca espacio a los jóvenes que tienen tanto qué decir.
En las fotos, algunos graffitis que hicimos la semana pasada.


CEARTE ofreció ayer la conferencia de los navegantes del Barco de la Paz, entre quienes viajan cinco sobrevivientes del ataque a Hiroshima, para promover en el mundo la No proliferación de armas nucleares. Una sesión dramática e intensa que nos pone de frente, y de cerca, con una realidad que es difícil imaginar, aún en pesadillas, y nos hace más fácil la tarea de saber con más conciencia, por qué NO a las armas nucleares.






jueves, 8 de julio de 2010

Taller de Arte Alternaivo

Estos son fragmentos de un collage en el que estoy experimentando con las texturas. Es una hoja de almanaque con hileras de boletos de entrada pegados dando idea de una persiana. Quiero explorar personajes de circo, particularmente acróbatas y estoy comenzando.

La calidad del instructor me llevó a tomar el curso aunque no supiera de lo que se trataba. ¡Y acerté! El grupo es heterogéneo y el tema hace que sea muy abierto. A algunas compañeras las conocía pero además encontré a un chico maravilloso que tiene miles de ideas geniales en su cabeza, y todas tienen que ver con hacer bien comunitario. Es graffitero y un verdadero artista que despliega su creatividad en un sinnúmero de actividades, experimentando con cualquier cantidad de materiales. Napenda, junto con otras dos compañeras, dirigirá un pequeño grupo de jóvenes para pintar los muros de unas aulas del Cearte durante la próxima semana, es lo que constituye el segundo módulo de este taller. Napenda se cambió a ese nombre porque dice que en idioma zuahili (o como se escriba) significa "yo amo".
Por lo pronto anoche me desvelé haciendo mi primer grafitti usando sprays y esténciles. Toda una experiencia que me dejó bastante alborotada como para poder dormir y me seguí pintando. No estoy segura de que los vapores del spray no tuvieran nada que ver en eso, porque lo primero que me hicieron fue provocarme alergia en la piel.
Experimentar estos nuevos lenguajes urbanos pero sobre todo estar en contacto con los jóvenes y su querer decir, es lo que me alborota de este taller, que me parece que me va a dar para alguno que otro proyecto de ésos chidos que me invento...

domingo, 4 de julio de 2010

Día domingo



La noche fue para mí: me desvelé viendo la tele. Arribé a mi cama hasta las dos de la mañana y desperté a las ocho porque para variar, mi columna ya no me dejó dormir, así llevo una semana.
Como la Nube sigue con problemas de la piel -tiene alergia- me resolví a bañarla con agua de almidón para ver si se aliviaba un poco de su comezón. Quedó hermosa pero no ha dejado de rascarse, ni modo, mañana irá por su inyección de cortisona.
Alex ya me trajo el monitor que le voy a comprar de segunda mano, y ahora estoy pensando como pueden observar, cómo continuar mi libro. El libro de arte, el que lleva fotos y recortes, porque el otro, como saben, ya está en proceso de registro de autor y toda la cosa. O al menos, mañana inicia su viaje mi paquete con los ejemplares para que Iris, que vive ahora en Cuernavaca, me haga favor de dar sus vueltas al DF para tramitarlo.
Y mañana es un día difícil, porque con lo poco que pude hacer hoy en cuanto a la limpieza y el orden en mi casa, he tenido para no moverme en toda la tarde. Me falta completar y además debo lavar ropa, sin contar con los alumnos que me dieron plantón el viernes y amenazan con venir el lunes... cosa que creo que no se va a poder, tengo que salir a dejar el paquete a la mensajería, hacer super y terminar de limpiar.
Me pesa mucho lo que sucede en Nuevo León, aunque gracias a Dios mis amigas y amigos se han reportado sin novedad. Vaya para ellos mi abrazo solidario.

El viernes hicimos una quemazón -¿hicimos kimo saby?- allá por El Sauzal, en el patio de mi amigo. Vino y grata conversación, frente al mar.
Rescoldos.
A veces, ni eso queda.

Sí, contra lo dicho, fui a votar. Ni modo, siempre lo he dicho, cuando se tiene conciencia, no se puede dejar a un lado. Así que ora me aguanto. El país parece haber hecho lo mismo que hace diez años: votar por el cambio. Volvemos a pintar la geografía nacional de tres colores...

¿Ven en la foto un retrato, en la pared? Es un óleo que me regaló mi amigo pintor Joachim von Mentz, y es una copia de un Goya. Un día le mandé por correo una foto semejante para que viera que la tengo en mi estudio, pero no entendió el mensaje, lo único que me dijo fue que salí muy mal en la foto. Chale. Sí. Los hombres son de Marte.

Mujeres que corren con lobos. También comencé a leerlo. Me parece un poco denso, un toquecito de exagerado, pero apenas comienzo.

viernes, 2 de julio de 2010

Comienzos

Así la mañana picoteada de sol,
salpicada de briznas que ha dejado la noche;
así la nube enredada entre los árboles
velo de bruma que mece nuevos brotes.
Así, como canción que trae la sangre,
como tener entendimiento de los pulsos,
como medir la lejanía del horizonte.

Así es vivir cuando la vida empieza,
cuando nada borroso empaña la mirada
y las manos, ahítas, nunca están vacías.

Así la noche derramada de plata,
la sola luna mecida en su canción.
Como tender los hilos a todos los cometas,
como pesar la oscuridad en su tibieza.

Como soñar con la piel y con los pasos,
como beber la lluvia,
como querer que siga dando vueltas
el tiovivo feliz del ciclo que comienza.

jueves, 1 de julio de 2010

Mexicali







Salimos rumbo a Mexicali, pero había que hacer una parada en Tecate, con los Magaña, unos grandes amigos de Merino que nos recibieron con té y una probada del delicioso pastel hecho en casa. Una vez tratados los asuntos pendientes, seguimos el camino a Mexicali pasando, naturalmente, por la Rumorosa. Es una lástima que las fotos -mis fotos, claro- no le hagan justicia a la belleza del lugar. Todo el camino fui pensando en Julia, en que tiene que ver esto cuando venga...
Llegamos a Mexicali como a la una y en lo que buscamos la dirección de la SEP se hizo casi la hora del cierre de recepción de documentos, pero pude avanzar algo, aunque de todos modos me di cuenta de que tendría que regresar al día siguiente para entregar la documentación que faltaba, gracias a la mala información de la página de INDAUTOR por internet.
El clima de 44 grados me hacía casi ver visiones, y el aire acondicionado de mi autito estaba a todo lo que daba. Apenas llegamos al banco para pagar por los derechos del registro.
Merino era el piloto, así que se lanzó en busca del domicilio de su amigo Germán, que nos esperaba. Fuimos a comer al Dragón, pedí perdices y todo delicioso. De ahí llamé a Paola, ya que podríamos vernos cuando ella saliera de trabajar, por la tarde.
Nos encontramos en casa de Germán y yo me fui con ella y su novio a conseguir un café internet para hacer los documentos que me faltaban , y fotocopiarlos para engargolar.
Fuimos a tomar una granita (qué feo nombre, pero era un granizado de frutas) a un lugar que Paola conocía, junto a una tienda de joyería de fantasía donde claro, nos tuvimos que meter a fisgonear.
Pasamos en la noche un ratito a casa de Paola, pude ver a los perros y de ahí de regreso a donde yo me hospedaría. Estuvimos platicando sobre política y de todo y al fin nos fuimos a descansar.
Tomé un baño de agua caliente porque naturalmente no había agua fría y apagué el clima para poder dormir, porque el ruido no me deja. La noche había refrescado y la habitación llevaba horas enfriándose, así que no tuve problemas.
Al día siguiente llamé a la siete y media de la mañana a mi coordinador a Ensenada, para pedir su consejo sobre las acciones a tomar antes de ir de nuevo a las oficinas de INDAUTOR.
Total, fui a la oficina y luego de batallar mucho para comunicarnos con las oficinas del DF, llegué a la conclusión de que haré los trámites por mi cuenta una vez revisada mi documentación en Mexicali, para no esperar los más de dos meses que se tarde si lo hacen ahí.
Regresamos a hacer más pendientes en Tecate, compré el pan en la famosísima panadería y me encontré con que no, no está rico, no sabe a nada y es muy caro, sólo tiene fama y bonita presentación su pan.
Ya en Ensenada pudimos descansar del calorón, su delicioso clima fresco nos recibió con brisa marina y sol, y fue entones que pude decir "Misión cumplida".
Gracias, maestro Merino, por la guía y la compañía. Por cierto, la gorra de "capitán" es de Germán, nos platicó la anécdota de cuando se la puso en Cuba...