jueves, 3 de enero de 2013

Primer día

Bueno, en realidad no es diferente de los otros, los que se fueron con el año pasado y dejaron un árbol sólo vestido de promesas que deberemos ir desenvolviendo a lo largo de los próximos meses.
El frío es intenso, propicio para buscar el calor humano que nos entibie un poco las manos, el corazón, los pensamientos: la amistad de todos ustedes me hace pensar en un cuento que habla del diente de león que desparrama soles...
Así que a seguir con entusiasmo, continuar los proyectos y emprender los que hagan falta. Cuidemos nuestro templo de salud, que el alma la tenemos a buen resguardo con tanto cariño que recibimos.
A todas, a todos, va mi abrazo y mis votos para que la prosperidad y el amor cubran sus días.

No hay comentarios: