martes, 24 de abril de 2012

Preparando el Festival Palabra en el Mundo para Ensenada

Se mira difícil al principio, y conforme se avanza, ¡más!. Comienza a entrarme el miedo: a que no salga bien, a que no vengan los artistas, a que las cosas no sean como las imagino... despierto en mitad de la noche recordando un correo que no envié, pensando en subir una foto a la página del evento... y así se me van desapareciendo las horas y los días, en un alboroto de llamadas y correos, salidas a pintar bardas o imprimir cosas o visitar gente o promover carpas o buscar ayudas o desayunar con las amigas o acompañarlas a los cumpleaños o sacar copias...
Recuerdo claramente que era el 4 de abril cuando llegué del DF, y a veces no puedo creer que ya estamos a 24 y que en el ínter han pasado montones de cosas, pero todas, aunque de manera caleidoscópica, para bien.
Entonces, he descubierto cosas que me quitan ciertas zozobras, he afirmado sentimientos en la ausencia, he visto cuántas cosas puedo hacer y sentir...
Y de repente llega el día, el momento de un reencuentro, y el tiempo cambia bruscamente y aunque parece eterno al mismo tiempo es tan corto pero a la vez alcanza para decir cosas muy grandes y sentirlas...
Y bueno, es un momento especial, maravilloso, que en este preciso momento hizo conjunción con los preparativos del Festival, y es como si, aparte de todo, hubiera fuegos artificiales extra.

No hay comentarios: