domingo, 14 de agosto de 2011

El poema matutino

Estoy diciéndole que sí a la vida

Sí, con los huesos carcomidos
de los sueños que fueron imposibles;
sí, con los maremotos que truncaron vidas;
sí, con los buques fantasma,
sí con la fortuna errabunda y esquiva.

Estoy diciendo que sí a todos los huérfanos,
a los enamorados que se cortan las venas,
al desangrado territorio de m pueblo.
Sí, porque siempre quedan fuerzas,
sí a los espíritus que no se rinden,
sí a la palabra certera.

Digo sí todo sí porque me sumo,
porque la absurda ecuación no está resuelta
y siempre cabe un sí para el abrazo
para la compasión y la conciencia.

1 comentario:

Alex Escalante dijo...

Muy hermoso tu poema, Lisie, gracias…