viernes, 31 de julio de 2009

Sentimientos encontrados

Por un lado, mi alumna terminó su libro y es muy importante ese punto final de cierta etapa de su vida. Le toca iniciar nuevas páginas con otra tinta y me alegra acompañarla en ese hallazgo venturoso y prometedor.
Pero...
hace rato, revisando los escritos del blog, me di de frente con la foto de Tango, el perrito abandonado por la madre que después de muchos intentos nuestros de sacarlo adelante, finalmente sucumbió. En la foto del blog es el que tiene una patita fuera de mi zapato y me ha dado mucho dolor mirarlo así, como si todavía estuviera con nosotros.
Eso es, naturalmente, porque pienso en todas las criaturas inocentes que por causas ajenas pierden la oportunidad de ver crecer sus vidas...¿o porque estoy deprimida? ¿menopáusica? ¿solitaria, melancólica?¡es horrible!

miércoles, 29 de julio de 2009

Dicen los ángeles

No he comentado sobre mi recién descubierta habilidad para leer las cartas de los ángeles. Las he leído ya en varias ocasiones a personas desconocidas y conocidas, y siempre han resultado acertadas, pero el día de hoy la experiencia fue memorable porque las cartas dijeron cosas muy acertadas sobre temas que yo desconocía de la persona a quien las leí. Y con esta persona ocurren muchas cosas asombrosas, como el hecho de que yo sueñe o tenga visiones acerca de lo que es esa persona y su vida. Me llama mucho la atención porque no la conozco de mucho ni sé cosas de su pasado y sin embargo siempre tengo cosas relacionadas con eso para comentar porque las veo como visiones o en sueños.
Dicen los ángeles que hay queh acer caso de las corazonadas y señales, y por lo que veo, tienen mucha razón...

lunes, 27 de julio de 2009

¿Es la canícula?


No lo recuerdo, en Monterrey era algo que no podía dejar de notarse pero aquí no parece estar tan presente en la vida de las personas. Para quienes no lo sepan, la canícula son los cuarenta días más calientes del año...
Este fin de semana también hizo calor,pero creo que éste sí es un día caliente. Ayer vino Iris con Alonso y las niñas a comer, igual que Alex. Edgar estuvo un rato con nosotras y por la tarde estuvimos jugando dominó cubano en lo que ahora danominamos "la terraza", debido al calorón adentro de la casa.
Anoche vi La Traviata, la que hizo Franco Zeffieli con Plácido Domingo y que ví en el cine cuando se estrenó. Plácido nunca en su vida estuvo ni estará más guapo que entonces, por eso compré la película, pero hacía mucho que no repasaba esa historia y quedé verdaderamente conmovida por los textos y las interpretaciones, y no tuve empacho -ni alternativa- para terminar en grandes sollozos al final de la película. La ópera es otra cosa, lástima que no sea tan popular.
Mati. el yorki de Paola, está de vacaciones conmigo. Es muy gracioso y entendido pero la Nube, tan celosa, está cortándose las venas desde su llegada. Este día, sencillamente no quiso comer.
Sigo maquinando mi idea de deshacerme de cosas, de no tener mi casa rebosada de cositas por todos lados, pero anoche me quedé hasta tarde ordenando y acomodando y noté que no tiré casi nada, así que debo rectificar. Lo malo es cuando las estaciones son tan marcadas que una tiene que guardar la ropa de invierno y sacar la de verano. Me cuesta trabajo porque en el DF no era así, y siempre tenía toda mi ropa en el clóset.

viernes, 24 de julio de 2009

Películas: "El único", Alemania...

Son las dos de la mañana, acabo de ver un par de películas y voy a relatar el impacto que me causó El único, al parecer holandesa -la vi en la tele y no siempre dejan los créditos- por su sobria crudeza. En cuanto a la cinematografía, nada qué comentar, casi toda fue filmada en interiores domésticos poco interesantes y anticuados, y menos una, todos los actores eran ancianos.
Soledad, cansancio, enfermedad, decadencia. es el reflejo, lo que seremos cuando la vida nos jubile: bailes de salón en las reuniones del Club de la Tercera y Cuarta Edad, píldoras a todas horas, imposibilidad para manejar los modernos aparatos, pérdida de memoria o de licencia para conducir, ancianatos terroríficos cuando la familia está ansiosa por enviarnos a un "mejor lugar".
Y como dijera el protagonista Lucien, uno lucha -por ser autosuficiente, por aprender nuevas cosas- pero al final sucumbe, sencillamente porque no se puede contra la soledad, y los ancianos son solos en un mundo de jóvenes.
Refunfuñando cada que escuchemos las noticias declararemos que el pasado que vivimos fue glorioso ante la risa sarcástica de nuestros nietos, en la hora que el destino -y la vejez- nos alcancen.
Para entonces, como ahora, nos caerá la noche encima con sus interminables, solas, dolorosas horas...


La princesa y el guerrero/2000

Birkenhof es al parecer la impecable, moderna y tranquila localidad donde se desarrolla esta película que protagoniza Franka Potente, quien es Sissi, una joven asistente en el hospital psiquiátrico de la ciudad que vive en el mismo edificio.
Me llama la atención que el director haya tratado temas fuertes y en algún caso sórdidos con una poética particular que enfatiza con las tomas, el color, la música y sobre todo, en la tensión perceptible en la casi hierática Sissi, aunque en general el tono de la película es una especie de contrapunto entre la contensión y la explosión, pues es palpable la lucha permanente de los enfermos mentales contra los demonios de su enfermedad.
Con recorridos que dejan ver esa ciudad que de alguna manera también es personaje, me resultó interesante observar esas vidas desgarradas y trágicas, las dramáticas condiciones que conducen a los personajes a tomar decisiones que al mismo tiempo parecen acontecimientos desencadenados o extraídos de un oráculo, sin sentirme empujada a la conmiseración y acompañando a los protagonistas por sus particulares viacrucis sin terminar rasgándome las vestiduras ni moqueando.
Presenciar esos dramas manejados con mucho acierto, sensibilidad y talento por parte del joven director fue un descubrimiento, lástima que en la película no tuvieran subtítulos los comentarios del director.
Las tomas de la cámara son creativas, interesantes, y hacen que uno sienta que está en medio de las acciones, o en el mismísimo centro de los personajes. Quizá sea una lección cuando Sissi y Boldo, perseguidos por la policía, son localizados debido al aviso de uno de los enfermos, y deciden que es la hora de tomar cada uno las riendas de sus vidas, y en acuerdo tácito se lanzan al vacío -metafórico y físico- de una relación que ni siquiera saben si existe. Al cruzar esa línea de fuego ambos obtienen la lucidez para dejar en el pasado sus tragedias y angustias y se dirigen al mar, -anhelo y origen- para entregarse con inocencia a la búsqueda propiia y la del otro, su pasión y sus sueños.
La película requiere lecturas cuidadosas, reflexión, y repaso, porque mientras escribo me voy dando cuenta de más detalles que no había detectado.
Muy recomendable, se renta en los videos... aunque a mí me la prestó una amiga.

lunes, 20 de julio de 2009

Danza africana en fin de semana...


El sábado por la tarde y casi frente al mar, hubo una fiesta de danza africana donde un grupo de mujeres sumamente energéticas nos dieron muestra de su arte. Luca tiene una alegría por la danza que transmite en todos sus movimientos y en la sonrisa que puede uno adivinar que casi involuntariamente se le dibuja en el rostro mientras danza. Luego de la ejecución de sus bailes invitaron a los asistentes y se unieron los niños y demás. Curiosamente, no sé si Tláloc se sintió aludido porque inusitadamente cayeron gotas de lluvia, al principio heladas y luego más templadas, pero nada que aguara la fiesta. Los bocadillos estuvieron deliciosos, la compañía muy grata, conversaciones interesantes y divertidas. Anduvo por ahí cualquier cantidad de gente alegre.
El domingo, en cambio, la actividad fue completamente ecológica: una caminata por la playa hasta el humedal. Durante el tiempo en el que se concntró la gente antes de iniciar la caminata hicimos unos ejercicios de calentamiento durante los cuales tuvimos oportunidad de ver que un lobo marino estaba muy cerca de nosotras, nadando plácidamente y acercándose cada vez más a un joven que también nadaba...experiencia maravillosa mientras estirábamos las puntas de los dedos para sentir el aire, el sol, la sal...
Nos mostraron también una simulación de rescate, nos dijeron cómo identificar las corrientes tan temibles que provocan ahogamientos, vimos que una perra enorme y juguetona está siendo entrenada también para rescatar, y continuamos la caminata, las niñas de Iris metidas en el agua, y Paola, Alonso, Iris y yo en distintos tramos de la fila de asistentes. El sol atacaba desde temprano.
Finalmente llegamos al humedal, en donde nos explicaron qué es y cómo se ha venido deteriorando debido a la falta de aprecio y de cuidado y qué podría hacerse para recuperarlo y conservarlo. También nos dieron una sesión de relajación por parte de un grupo de practicantes de yoga, nos entrevistaron para un canal de televisión, nos apuntamos a un taller para elaborar libretas ecológicas y salí ganando un vale para un contenedor de desechos para reciclar.
Como todo eso nos tomó tres horas, estábamos a punto de insolarnos y muertas de hambre, así que cada quién se lanzó a su casa a tomar un buen baño y un almuerzo.
Pero el calor arreció y la única salida para no sentirlo tanto fue meternos al cine con aire acondicionado. La película de la era del hielo dejó mucho qué desar porque ni siquiera me pareció tan divertida como la primera que recuerdo, pero valió para que mientras tanto, en exterior bajara un poco la temperatura.
De regreso, el infaltable café en el Tomas de la Diez y finalmente, cansada y con sueño debido al insomnio de la noche anterir y a la tremenda asoleada, a comenzar otra noche que igualmente, resultó ser otro hueso duro de roer porque no podía dormir, y estuve despertando muchas veces adolorida del cuerpo y con sueños extrañísimos...

jueves, 16 de julio de 2009

Sobre el reflejo


Tengo unos días trabajando con una chica que requiere asesoría para confeccionar un libro muy especial, en el que está depositando parte de los recuerdos que va recuperando luego de una importante y lastimosa pérdida de memoria por autoprotección debido a traumas en la infancia.
Primero me encargó un cuadro en el que se expresara su sentir con respecto a su búsqueda y su confusión, y lo comenté en algún otro momento del blog porque estaba temerosa de no poder interpretar adecuadamente sus emociones.
Pero ahora, con la lectura de algunos textos de su libro, por demás dolorosos y sobrecogedores, no puedo evitar que su dolor se me refleje. La orfandad, la soledad, la baja estima, la confusión, todo eso que en algún momento -o en muchos- nos ha sacudido alguna vez, salen a relucir como banderines alborotados por el viento.
Entonces pienso en mis cuadros de mujeres sin cara porque todas somos una, y en mis textos inspirados por alguien en particular, para todas, o creados a partir de un sentimiento propio y con el que finalmente, a lo largo de las lecturas públicas, se han identificado muchas otras...
Recuerdo el texto de una compañera en el que hablaba de que, al mirarse en el espejo, se encontraba "sin yo, y sin reflejo". Eso me aturde, esa imagen desolada de no encontrar nada ni siquiera donde esperas verte a ti, es de miedo.

Lo que veo en el caso de mi "alumna" es que este libro tiene que curarla. Porque tiene el empeño de enfrentarse a todo un pasado desconocido y doloroso, a los parches que su mente fue creando para protegerla de una verdad brutal, y ha tenido los arrestos para indagar a fondo, llamar a las cosas por su nombre, pedir perdones o dar disculpas a costa de su equilibrio emocional. Es una mujer poderosa como tantas de las que he conocido, sensible y bien intencionada que no ha quedado contaminada, como creo que dije antes, por por la verde baba del rencor.
Entonces el reflejo, aunque me duela, de algún modo me hace sentir que aunque sea en una parte infinitesimal, estoy ayudándola a cargarlo, a deshacerse de él para dejarlo en esas páginas oscuras que terminarán iluminadas por su luz.
Entonces ella, La Extraviada, dejará de ser errabunda y encontrará el lugar que siempre ha debido tener, y estará poblándolo con alegría e intensidad y estará preparada con sus manos y su corazón fortalecido para seguir dando en este mundo muchos más reflejos de los que ahora tiene.
Cuestión aparte, debo decir que el libro, lleno de imágenes y textos, está quedando como toda una obra de arte, y aquí vuelvo al camino de que el arte cura, la poesía sana, la música da consuelo, etcétera etcétera.

martes, 14 de julio de 2009

Trabajos de una sola sesión





Jade y Sabina son alumnas tipo golondrinas, es decir, que están de vacaciones en Ensenada por el verano, y hoy vinieron a clase conmigo. Son nietas de Iris, y aquí está la muestra de su talento. copiaron la portada de un libro y luego la pintaron, y terminaron todo en ua sesión de menos de cuatro horas...

lunes, 13 de julio de 2009

Informe gráfico de un fin de semana






Además de los perritos, un pollito de gorrión o algo aterrizó en mi patio en busca del alpiste que siempre pongo para los que pasan, y por dicha lo pudimos devolver al nido porque la madre hacía un escándalo tremendo...
Tango y Jazz encontraron fascinantes mis zapatos, como podemos observar...
En San Antonio de las Minas, el vivero estaba en todo su esplendor, y pudimos comprar algunas plantas bajo el frescor de los árboles.
Cevide para comer, y cerveza para refrescarnos...Como dijo aquel: ¡Salud y saludes!
El lunes calientito desde temprano, con los recortes de Yadi y los trabajos de Sofía y Daniela

viernes, 10 de julio de 2009

Verano calientito


Lo que son las cosas: llevo unos cuantos días padeciendo calor. Tiene que ver el hecho de que mi casa se calienta mucho debido al tipo de techo que tiene, es como cuando se ha quedado el auto en la calle y te metes al medio día. A veces, ya en la tarde, me siento sofocada y me salgo al patiecito a recibir un poco de aire.
Pero a veces me detengo a pensar en cuando vivía en Monterrey, en donde llegué a experimentar 47 grados centígrados en la tremenda canícula, y me vienen a la mente aquellas noches sin poder dormir y los días enteros con un sopor impresionante y las erupciones en la piel y el aire como de una secadora de pelo y el cutis siempre con sabor a sal; recuerdo cuando despertaba y a las siete de la mañana ya estábamos a 27 grados o a 38 a las once de la noche sin la menor brisa de aire.
Entonces veo cómo somos veleidosos, cómo nos prestamos rápidamente a la quejumbre y aquí, ahora mismo, cuando estamos a 26 grados y es la una y cacho de la tarde, me siento sofocada y pienso que aquí, al contrario que en Monterrey, no hay una plaza comercial con aire acondicionado para irse a meter durante las horas calurosas.
Eso me lleva a pensar, entonces, sobre cuánto me he quejado de esas horribles plazas que acabaron con nuestras tiendas o mercados, y sin embargo de pronto, en algún momento he extrañado.
Hemos de corregirnos, de no tender siempre hacia lo fácil con tanta prisa. Bueno, debo hablar en singular, hablo de ser congruente y sobre todo, de mirar, como he procurado durante mi vida, mirar siempre lo bueno y grato de las cosas.
Intentaré, por tanto, de entender al calor para disfrutarlo, y si no llego a tanto, al menos para tolerarlo.
Si alguien tiene una receta, se la agradeceré.
En la foto, un mirador que está en la carretera Tijuana-Ensenada, aunque con algo de bruma.

miércoles, 8 de julio de 2009

Trabajo terminado


Las alumnas acabaron ya sus trabajos con pasta: una mazorca cada una, casi iguales. Lo que hicieron diferente fue la historia que les pedí en la cual incluyeran una milpa o una mazorca. pues una de ellas resultó historia policíaca.
Ahora mismo están haciendo unos caballos con enanos y espero que terminemos la próxima semana...
El calor este día me ha resultado agobiante. Pero es genial que por las noches refresca y hasta tenemos aire frío.
Iris me convidaba hoy a ir la playa con las niñas pero hoy tengo clase hasta las ocho...
Los cachorros, ya menos inquietos ahora que comen más. El macho, Tango, parece no tener fuerza en sus patitas traseras y esperamos que no sea alguna cosa congénita sino simplemente sea así por su cortísima edad. Jazz, la hembra, es amante de hacer excursiones para reconocer el terreno, y esta mañana se quedó dormida metida en la pantunfla de mi madre.

martes, 7 de julio de 2009

Huerfanitos



La vida siempre está llena de cosas. Y la que ahora me ocupa es la fallida maternidad de una perra rotwiler, Chuchis, que de once cachorros que tuvo, viven solamente dos. La madre no tiene el menor instinto maternal, y ella misma asfixió a los pequeños. Los dos últimos fueron rescatados apenas a tiempo. Ahora tienen tres semanas de nacidos, y comen cada cuatro horas. Se tuvieron que separar porque prácticamente se comían uno al otro buscando el pezón de la madre. Hoy los llevamos al perriatra y les autorizó el cambio a un biberón más grandecito. Son diminutos y desvalidos, el macho, Tango, todavía no abre sus ojitos y ambos caminan como arañas, sin ninguna coordinación. Prácticamente comen y duermen como todos los bebés. Les han puesto su primera inyección, inocentes.
Lo que me preocupa es que mientras los tenga aquí, de algún modo estarán seguros, a pesar de mis angustias y aprensiones. Pero en cuanto sea el tiempo de darlos en adopción será bien difícil que alguien los quiera: la raza es muy temida, o los quieren para pelea, y estos pequeñitos no creo que sirvan tanto para eso porque materialmente creen que mi madre y yo somos su madre, persiguen el olor de mis pies cuando ando descalza a su alrededor, y no sé si eso resulte para ellos en una desventaja, pues ya sabemos de cuántas cosas crueles es capaz el hombre.
Pero no quiero complicarme con lo que vendrá, me voy a ver bien zen y a pensar solamente en lo graciosos que son, lo diminutos, lo fuertes por estar resistiendo y enfrentarse al mundo y a la vida completamente dejados del cuidado de su perra madre que anda por ahí como si nada...

jueves, 2 de julio de 2009

Calorcito


<
Ya tenemos al sol intenso y picante que esperábamos, ahora sólo falta ponerse las pilas para salir a las playas, hacer caminatas, comprar plantas y macetas...
Los trabajos que están haciendo afuera de la casa donde vivo avanzan, vamos a tener una terraza techada y estoy encantada con la idea, apenas puedo esperar a ver todo terminado.
Este fin de semana llegan las nietas de Iris, iremos por ellas a Tijuana y luego las vamos a atiborrar de actividades para que sea un verano inolvidable para todas.
Bueno, la mañana, las nubes, las gaviotas, todo es pretexto para ser un poco más feliz este día.
Dicen las cartas de los ángeles que debo cuidar mi cuerpo, se refieren a la salud, y me propongo seriamente tomar en mis manos el asunto porque no he podido tener el estómago en paz desde que volví de Huajuapan.
Mis alumnas avanzan con el tema del maíz, y ya invité a mi mamá para que participe en el concurso de servilletas bordadas. Espero yo también terminar la mía para fines de agosto.
Y finalmente, como dijera Frida: ¡Viva la vida!
En la foto, el cuadro de lo que va de la semana...