domingo, 4 de mayo de 2014

Un hermoso domingo

Con el clima ideal luego de estos días de 40 grados con aire caliente, con trinos en las ramas de los árboles, con un sol acogedor, la lectura de ocio, no de tarea, una lectura ilustrativa y nutricia que prepara al corazón para cuando venga lo que tenga que venir un día...
Un hermoso domingo de tranquilidad y armonía, lejos del mundanal ruido del que mi abuelo siempre huía, con una taza de café y ninguna prisa, ningún apuro ni molestia.
Ah, qué sencillo es lo más grande! Una caricia de sol, un suspiro del aire, un aroma delicioso, un silencio que abraza y un libro sorpresivo, de esos que pasan por las manos y la vista de una como por casualidad, como si la casualidad existiera...

No hay comentarios: