miércoles, 28 de mayo de 2014

IN MEMORIAM

Así se puede ir cualquiera, sin ningún aviso, sin largas, indeseadas despedidas.Dejando un azoro de abismo y soledad con grande pena.
¿Qué pensaste, Fernando, ahí en tu cama, cuando te diste cuenta desde tu corazón que era el último vuelco?
Por fuera toda la vida sigue como siempre, nada se detuvo. Esta mañana  preparaba mi café pensando en el que me mandaste orgulloso de su categoría, para que lo probara. Y al ir a ponerte algunas letras en tu página me encontré con frases dolidas, de homenaje.
Así te fuiste, alentando a todos para que fuéramos mejores. Y soy yo quien dice que nadie tiene la vida comprada...
Veo las fotos de tus hijas, tus estrellas, y se me arruga el corazón, amigo. ¡Cómo estarán ellas! Sin tu risa ni tu abrazo, huérfanas.
Sé que viajas sin pendientes, que tuviste la vida que forjaste y que te cobijó siempre tu anhelo de ser bueno. Me alegra que la vida permitiera que nos reencontráramos aunque fuera a distancia luego de tantos años.
Adiós en esta vida, Fer querido. Nos seguiremos encontrando en otras. Buen viaje.




Ésta fue tu despedida, muy como tú.

No hay comentarios: