martes, 29 de mayo de 2012

Oscuridad

Enciendo la lámpara que emite apenas un tímido rayo de luz.
Los objetos se doran con su tenue amarillo que va cobrando fuerza conforme avanza la noche. Mi soledad también se pinta, se me gotea el corazón mientras escucho a los pájaros cantar en la oscuridad.
Tengo ansias de algo dulce, cercano y suave, algo como un abrazo que me envuelva y haga que esta casa ya no parezca muda cada tarde, con el aroma de un solitario sorbo de café abandonado a la mitad por falta de alegría.
La lámpara es un sol tedioso que ilumina sólo un círculo a mi alrededor, y si estiro la mano a donde la oscuridad, desaparece. Es a donde debo conducir el hastío, el silencio punzante que sale de mi pecho como un erupto amargo.
Regreso mi mano hacia la luz, recupero cada uno de mis dedos que no trajeron nada de la oscuridad. La sombra espera agazapada, serena. Sé que cuando la luz la toca sólo cambia de lugar, siempre acecha. Después de todo debe estar presente porque sirve para disimular algunas cosas o esconderlas.
Vuelvo a la lámpara, que no a la luz porque esta noche incipiente que adivino larga como una carretera sigue ofreciendo tedio para mí...
Apenas un tic tac, los pájaros se fueron. Mi corazón, un denso nudo que se aprieta.

lunes, 21 de mayo de 2012

Un envío para el VI Festival Internacional Palabra en el Mundo



 "La palabra, ya sea escrita o en forma oral, esa que nuestros ntepasados nos han dejado en hermosos cuentos, leyendas y relatos para explicarnos de dónde venimos, por qué vivimos en el lugar que ellos nos han dejado y todo aquello que da sentido a nuestras vidas en la comunidad.

Sí, la palabra es maravillosa y nosotros los seres humanos, todos, en la lengua con que cada pueblo cuenta, tiene os ese privilegio: la posibilidad de comunicarnos con LA PALABRA.


Pues bien, en esa olla se cuenta la historia de la llegada de los hombres a las riveras del Río Okavango, que como seguramente todos saben, es un hermoso río que nace en la meseta central de Angola, pasa por Namibia y desemboca en Botswana, donde forma un impresionante delta que convierte una tierra desértica en un verdadero edén y donde da vida a una extraordinaria variedad de plantas y animales, desde los más diminutos hasta los más grandes y
donde por supuesto viven los seres humanos.


Pues bien, de ellos nos habla este relato:
Los hombres vivían en las montañas, con muchas penurias, y buscando mejores lugares caminaron y caminaron hasta llegar al lugar prometido, al delta del Río Okavango. Una vez allí, aprendieron a navegar por el río, a pescar y a convivir con esa maravillosa cantidad de animales acuáticos, de tierra y aves, muchas aves como puede verse en este jarro.
Habían llegado al lugar que tanto buscaban, a un lugar maravilloso y por eso se prometieron y decidieron convertirse en los guardianes del río, las lagunas y pantanos que allí se forman y sí, ellos son los guardianes del Okavango, donde los puedes encontrar hasta nuestros días,  si vas al hermoso continente africano donde se encuentra este río que nunca llega al mar porque prefiere dar vida a un desierto".

Desde el D.F., para los entrañables amigos de Ensenada,
Mayo 12 del 2012

Nota:
El servicio de paquetería no entregó a tiempo el material de este artista que guarda el anonimato, pero ésta es una forma de insertarlo en el Festival, a reserva de encontrar espacios para compartir este maravilloso trabajo hecho con recortes doblados de papel de colores como se aprecia en las fotografías. Vaya desde aquí mi reconocimiento a su trabajo y su apoyo al Festival.

Cuando tiembla un hermano

Tiene días que estamos con con el corazón apretado por el miedo y la incertidumbre debido a la enfermedad de mi sobrina Abril. Tan joven, tan linda, tan con tres niños... y tan enferma. Vive en un lugar en donde no puede ser debidamente atendida y sólo recibe paliativos que han provocado que su enfermedad no esté siendo combatida como se debe.
Finalmente y ante la recurrencia de sus malestares, se decidió entre familia trasladarla a la capital del país para que ingresara al hospital y ha sido debidamente estabilizada.
Pero pienso en mi hermano. Soy mayor que todos y lo recuerdo de niño, frágil y tembloroso ante los embates bruscos del hermano mayor, buscando mi refugio porque me tocó ser un poco madre de todos. Y lo veo ahora tan grande y tan enorme pero con ese mismo corazón que cómo no va a ponerse tembloroso cuando es una hija la que enferma y peligra y no hay refugio ni madre ni hermana que lo ayude.
Pero sí: las manos extendidas a lo largo de todas las distancias, el cariño presto para ser soporte, las palabras de aliento y todas las ayudas posibles en lo material o en lo económico, que nunca sobran en estos trances que a veces son inesperados.
Veo ante estas situaciones -recuerdo la grave enfermedad de mi propia hija- lo pequeños e indefensos que podemos sentirnos, y sé lo mucho que nos alienta y cobija no sentirnos solos.


Por eso, desde todos los medios, el aire, el teléfono y el corazón, va mi bendición y mi cariño con las oraciones que tanto necesita Abril, que tanto necesita mi hermano, que tanto necesitamos todos para estar y sentirnos mejor.

miércoles, 16 de mayo de 2012

Sobre las amistades que zozobran...

Es interesante -por más que a veces duela- darse cuenta de vez en cuando de qué calibre son las amistades que tenemos, cuánto resisten si se tira de sus cuerdas, dónde está lo más delgado que las hace romperse.
Y claro, es triste observar que la idea propia le daba más resistencia de la que quizá tenía a esos hilos que por mi parte he venido tejiendo a lo largo de mi vida, un poco a veces como Penélope, según requieran el hilo o la puntada.
Porque hay tejidos que se dan casi solos, de una manera maravillosa que me permite contemplar el largo tramo de vida que contienen, los distintos tonos y variadas puntadas.
Sólo a veces, por fortuna escasas, he tenido que ver romperse el hilo. Y eso, toda tejedora sabe, no es ningún final, porque siempre queda la posibilidad de recurrir al nudo cuando los dos extremos lo permiten para seguir un derecho y un revés, y a veces, por qué no, alguna basta que haga lucir mejor lo que se teje.

Esta vez no lo sé, me resisto a haberme equivocado y quiero pensar que el hilo sólo está atorado. Mi aguja no tuvo el calibre adecuado, las manos no fueron tan expertas o la puntada resultó difícil, puede ser. Pero he tejido mucho, por tanto tiempo, y no puedo guardar en el olvido esa ovillo de estambre que empecé a desenredar con tanto empeño.
No creo que haya paredes que detengan la urdimbre, y sé que no hay hermanas que no enlacen los hilos. Seguiré desbarantando hasta encontrar el modo de seguir tejiendo.

martes, 15 de mayo de 2012

Por fin el VI Festival Palabra en el Mundo en Ensenada BC

UN FONDO ESPECTACUILAR PARA NUESTRO FESTIVAL

Poesía a tres voces y guitarra

Para toda la familia

Poesía por la paz en el mundo

jueves, 10 de mayo de 2012

Los abrazos. De todo un poco

O de nada, porque a veces hay tantas cosas en mi cabeza que no puedo definir una sola emoción, preocupación, alegría o sentimiento, a veces vienen en tropel, me agitan el corazón y hacen que me sienta en medio de un torbellino.
Pero hoy se festeja en mi país el Día de las Madres, y quiero abrazar a todas estas madres que a lo largo de los últimos años han sido separadas con violencia o con muerte de sus hijos. A las que no los encuentran, a las que saben que los perdieron, a las que siguen cargando con ese dolor, las abrazo.




A las que tienen la fortuna de estar rodeadas de sus hijos, a las que los tienen lejos pero cercanos, a todas, las abrazo, y aquí comparto con ellas este saludo lleno de aroma y color.

sábado, 5 de mayo de 2012

Últimos detalles para el Festival Palabra en el Mundo

Sólo falta una semana. Tenemos volantes, ayer pegamos carteles y estuvimos en la televisión local para invitar a la comunidad. Varios artistas y poetas participantes están confirmados, y han arribado a este puerto algunas docenas de poemas enviados con su mensaje de paz de diferentes puntos del país y del planeta.
En estos momentos, en que mi estado natal, Veracruz, atraviesa por un cruento baño de sangre e injusticia, renovamos nuestro propósito de invitar siempre a la paz a través del arte y la poesía.
Todo momento de reflexión, de alegría, de tranquilidad, todo aire tocado por alguna sonrisa, toda voz que pronuncie a la poesía, serán arrancados a la violencia y serán semilla para que, más tarde o más temprano, aprendamos a vivir con armonía.
De la poeta Socorro Soto, desde Durango para Ensenada
Saludo al Festival Internacional Palabra en el Mundo, ideado y organizado por el Proyecto Cultural Sur.

martes, 1 de mayo de 2012

Contra viento y marea el Festival Palabra en el Mundo

Arrecia el vendaval sobre nuestro Festival de poesía, arte y hermandad por la paz, pero renovamos la fuerza y el coraje para resistir.
No es posible que gane el desinterés o la apatía, y mucho menos la violencia. Estamos muchos pensando en esa energía positiva que genera estar juntos con el propósito de conseguir la armonía en la vida de cada quién, en el sueño de hacer que la palabra construya ese mundo que queremos y queremos dejar a los nuevos, a los recién llegados.
Por favor, envíen su energía positiva y buenos propósitos porque me acaban de anunciar que NO está autorizado el espacio para el Festival, que ya es el día 12...
Con su ayuda, sé que lo puedo lograr!!!