miércoles, 29 de febrero de 2012

Para el frío: calor humano

Antier comenzó esta racha de frío, con ocho grados, y el clima de hoy indica sólo cuatro. Para nosotros, acostumbrados al clima mediterráneo, esto es un extremo y comienzo a notarlo en la piel que parece de cocodrilo, en los labios que se resisten a sonreír so pena de ardores y roturas, en el alboroto de mi alergia al frío, en el aire helado que aún dentro de mi casa percibo alrededor del cuello o en la espalda...
Mis amigas y amigos me dan toda clase de recetas, desde un abrazo apretado hasta comer chile muy picoso y tomar tequila como hace mi amigo mexicano pero ya berlinés Arturo Pantaleón.
Lo que yo veo es que sí, que el calor humano es lo más importante. Esos consejos son como aliento calientito para cobijarme, para sentirme rodeada y frente a una chimenea.
Así que al rato que llega Carmen tomaremos chocolate y seguiré, pensando en todos ustedes, mis amigas, mis amigos, que estoy blindada contra el frío porque me tienen cubierta con el plácido calor de su amistad.

viernes, 24 de febrero de 2012

Ah, las madres...



Sigo con la visita de mi madre. Hablamos hasta por los codos desde que nos levantamos, ni siquiera hago la la bici fija porque desde que pongo el café comenzamos a platicar sobre su infancia, sus abuelos, sus padres, su escuela. Es una maravilla que pueda recordar tanto, a mí ya se me olvidan las cosas y ella tiene 80 años pero está guapa y entera como siempre.
Nomás llegó y comenzó a tejerme una bufanda que está a punto de terminar porque parece araña que no puede separarse de sus hilos, jamás se cansa. Hemos ido a las compras, al cine y al café y pasamos largas horas no sé haciendo qué.
Me doy cuenta del privilegio que es tenerla así y aquí, y doy gracias por ello. También es muy divertida, cuando platica me tiene botada de la risa con sus expresiones y sus ideas. Por lo que platica, por los detalles que comparte de mi abuelita, me hago cargo de que provengo de una dinastía de mujeres bravas pero sensibles y divertidas, inteligentes y por si fuera poco, hermosas... ¡qué privilegio!

martes, 21 de febrero de 2012

Baile de máscaras en Ensenada, B.C.

Es apenas la segunda vez que se organiza en este puerto, y he podido asistir a ambas, la primera vez por curiosidad y esta vez porque ya sabía que me divertiría. Creo que a todos nos gusta disfrazarnos porque todos somos más que una sola cara, guardamos adentro tantos tonos, tantas texturas, y explorarlas a través de una caracterización es algo que nos puede sorprender y mostrar más de nosotros mismos, amén de que es bastante disfrutable.
En el Salón Riviera, su salón Catedral, ocurre este evento en el que todavía no mucha gente se disfraza y tampoco hay tanta creatividad en los disfraces, pero quizá con el tiempo esto cambie.
Nos pusieron "los venecianos" por nuestro disfraz, ustedes juzguen.

La noche fue por demás divertida, todavía me duelen las piernas de tanta bailadera y aparte tuve el gusto de llevar a mi madre, que a sus ochenta años, por primera vez asiste a un baile de carnaval...

martes, 14 de febrero de 2012

San Valentín

Supongo que debería estar rodeada de una especie de pompas de jabón en forma de corazones, y escuchar campanitas o arpas. En cambio escucho el graznido de una gaviota y el motor quejumbroso del autobús de ruta que pasa frente a mi casa. Sí, en el día del amor y la amistad, con todas esas frases llenas de buenos y sinceros deseos, la vida realiza su desfile exactamente como cualquier otro día.
Llovió, hizo frío, el pavimento está mojado y de seguro las calles encharcadas, a lo mejor muchos niños no fueron a la escuela por eso como se acostumbra por aquí.
Pero la vida, insisto, pasa vestida y arreglada como cada otro día, llena de luces y de sombras, de sueños y de esperas, de dolores y penas.
Les dejo la imagen del humor ácido del genial Geroca
Aquí en mi casa, pasa frente a la ventana en forma de perro feliz mojándose en la lluvia, de señora que va para el trabajo, de niños correteando y de pequeñas hierbas haciendo su pequeño trabajo de clorofila y olor. Adentro se aposenta en mi taza de café, en el sonido de estas teclas, en el olor del incienso y por encima de todo, en este corazón que tanto crece y crece sin que jamás llegue a su borde, tan lleno como lo siento de tantos y tantos afectos que la vida me ha obsequiado.
Felíz San Valentín, amemos siempre al prójimo, abracemos con amor a la vida.

lunes, 13 de febrero de 2012

Dias con frío y con enfriamientos...

Bueno, no tengo que decir cómo anda el frío en el mundo, ya las noticias nos dan cuenta de las increíbles cuotas en cuanto a vidas humanas que está cobrando el clima... sólo voy a comentar sobre el frío que hace en Ensenada, que no es tanto, son quince grados,  pero con el aire que siempre sopla, helado, me agarró el torzón y ahora no puedo mover el cuello ni los hombros ni la cabeza, de tal modo que parezco títere pero por dicha puedo mover los brazos de los codos para abajo... ni siquiera he podido sacarme la piyama y aunque tomé dos pastillas relajantes musculares, ni el dolor ni la tiesura han desaparecido...
Claro que ya tengo mi cita con Fausto Mayoral para ver qué puede hacer, que sé que será mucho porque es experto quiropráctico que a veces parece milagroso, la única cosa será tratar de seguir las horas que faltan con este dolor encajado en los músculos y también mover mi cabeza con una mano porque solita nomás no se deja, si no fuera doloroso sería cómico, sobre todo porque también me he enrollado un rebozo en la nuca y cuello para mantenerlo calientito, sólo que el color no combina con la piyama y parezco, como decían mis hijos, combinación de caja fuerte... en fin, cada quien sea libre de imaginar mis trazas como más risa le de, lo importante, como dijo el vate, es "ándeme yo caliente, y ríase la gente"...

viernes, 10 de febrero de 2012

Banjaras - Sand, Sensuality and Color

Acerca de la película de anoche...

http://youtu.be/w8cZL37Y_Wk


Título: Latcho Drom, Viaje seguro. Director: Tony Gatlif. Año: 1993.
Es un documental mudo, que narra el discurrir de algunos grupos gitanos por los países de donde son originarios, y su forma de vida.
Pero a mí lo que me conmovió fue precisamente constatar que es poquísimo lo que necesita un ser humano para vivir, sentirse bien y por si fuera poco, estar alegre.
Vivir sin siquiera una carpa como techo, pero bajo el vasto cielo, con sus pies siempre en contacto con la tierra -en muchos casos literalmente- y expresando su alegría con la música, que los acompaña toda su vida y en lo que algunos son verdaderos virtuosos.
Algunos viven en los árboles, en el crudísimo invierno cuando las ramas están desnudas y los reciben como brazos austeros para que no tengan que dormir sobre la nieve, sino precariamente detenidos por ese sin embargo formidable refugio leñoso con el que se hacen uno, porque los veo a  ellos como la sangre circulando por el árbol. Ahí, con una minúscula fogata, tomando té, fumando y siempre, siempre cantando, están esos gitanos en la noche de su caminar.
Las mujeres, que alcanzan edades avanzadas, al parecer nunca pierden la alegría ni la enjundia por la danza, y ante la  invitación con el cariño y el respeto de los demás, emprenden los bailes que han danzado desde niñas y que han compartido con generaciones. Flores gastadas y enjutas pero siempre hermosas.
Una verdadera fortuna haber visto un documental que, efectivamente, no requería de palabras.

lunes, 6 de febrero de 2012

Un lunes demasiado tranquilo

Bueno, es de asueto, así que se esperaba este silencio en los alrededores de mi casa, con apenas el zumbido del vuelo de una mosca y el gorgoteo del agua que puse en las macetas... mis perros están amodorrados, la música bastante acogedora, y Los detectives Salvajes, de Bolaño, con ya sólo unas pocas hojas para dar por terminada su lectura, por demás alucinante.
Estoy a la mitad de este lunes, esperando la sorpresa que me tenga...

jueves, 2 de febrero de 2012

Nuevas creaciones para la temporada

Ahora estoy trabajando con éstas, las he traído y llevado por todo lado desde que las compré, y es hasta esta mañana que sentí que podía trabajarlas.
No es ninguna cosa del otro mundo, pero es mi obra.
Los dibujos fueron hechos en un antiguo catálogo de filatelia alemán que me regaló mi amigo Joachim von Mentz y en el que acostumbraba yo hacer un dibujo diariamente...
Lo demás es la bisutería y parafernalia que siempre tiene un sitio en mi taller.

"Comienza el camino, comienza el sol" 


"Un día mi desayuno..." 

¡Opinen!