domingo, 30 de diciembre de 2012

Una última palabra en este año...

Gracias a todos ustedes que en todo momento me han hecho sentir acompañada, gracias por tantos que han mencionado que leerme aquí es como si tomáramos una taza de café, Cuando decidí escribir en este blog nunca imaginé cuánto ganaría en cariño y satisfacciones, cuánto aprecio sentiría por hacerme parte de sus días, por leer mis patoaventuras y acompañarme a lo largo de este año, uno más en el que las visitas se incrementan.
Vayan hasta donde todos ustedes mis deseos para que mediante el arte, la poesía, logremos transformar este mundo que tanto hemos lastimado, y para que cada uno de ustedes logre sus propósitos y viva rodeado de paz y alegría.
Ha sido un año difícil, revuelto, por momentos tan violento que nos ha hecho trastabillar la esperanza o el optimismo, pero aquí estamos todos nosotros, quienes creemos que sí podremos, con nuestro grano de arena, cambiar ese despropósito para lograr un amanecer que comienza con este nuevo año, esta otra etapa en la que seguiremos, codo a codo, sembrando la poesía en contra de la violencia.
Que sus sueños sean palabras, y sus palabras sean la paz nacida de sus corazones.

No hay comentarios: