viernes, 20 de mayo de 2011

Bardas con poemas

Aquí están los jóvenes, tres de tantos que se preocupan por la situación que vive nuestro país, nuestro mundo. Un aplauso a su trabajo y su conciencia. ¡Gracias, chicos!


sábado, 14 de mayo de 2011

Tropiezos y albricias para el Festival Palabra en el Mundo



Una de mis amigas pintoras trajo como donación una cubeta de pintura blanca para las bardas. No la pudimos mover por pesada, y la camuflamos entre mis macetas para después pedir ayuda de alguien para meterla. Pero no fue posible: ¡la robaron!
Rabia, desesperación, lágrimas. Ganas de botarlo todo, preguntas de quién me manda, por qué me meto en esto y todo lo demás... regaños: ¿por qué haces esas cosas tan frustrantes? ¿Cómo se te ocurrió dejarla afuera? y así por el estilo...
Luego, me llega un aviso al celular: "tengo 10 litros de pintura". Y un correo "Tengo pintura para tus bardas en la galería". Y un aviso: "ya tenemos promocional en audio"...
Pero por si fuera poco, aparece mi amiga Iris, y me dice: Primero, que va a alquilar una de las carpas que rento para pagar el espacio que usaré en el Festival (ya sabe que no se ha rentado ninguna), y luego, que me va a dedicar toda la semana para que hagamos lo que falta...
¡Uff! ¿¡Y luego quieren que no haga estas cosas!?
Además, apareció sin previo aviso un cantante que participará y me trajo como aportación 200 volantes para repartir mañana en la fiesta del aniversario de la ciudad, para promover el Festival, ¡gracias Kenji!
Pero no es todo: la lona que nos donaron ya quedó y pasé por ella, aquí la foto...
Caray, ya no sé si estuvo bien o mal que se robaran la pintura...
Pero se me secaron las lágrimas y se me quitó la depre, eso que ni qué...

viernes, 13 de mayo de 2011

Detalles para el Festival Palabra en el Mundo

Ya comenzó la pega de carteles y la venta de los de arte, con el apoyo de las artistas. Esta mañana se ajustaron detalles para la ubicación de las carpas y la convocatoria a la rueda de prensa del próximo lunes. Por la tarde vino Erika a dejar la pintura en donación, y buena parte del día estuve promoviendo la renta de las carpas para conseguir el dinero para pagar la renta del espacio.
No sale de mi cabeza el título de aquella película "Como conseguir un millonario", porque me hace mucha falta... tampoco tenemos todavía los gises para el tapiz gigante, ni los marcadores para el poema colectivo.
A la mera hora supongo que todo saldrá, y saldrá bien, pero mientras, mi cerebro me roe el cráneo intentando encontrar la mejor, rápida y fácil manera de conseguir los recursos...
¿Alguna idea, alguien? Desde luego, sobra decir que NINGUNA instancia municipal de cultura ni de educación me dio apoyo alguno: o no contestaron porque no sé si no sepan leer o hablar, o les tomó más de ocho días decirme que no cuente con ningún apoyo... Y a muchos posibles patrocinadores no les interesó lo que ofrezco: arte y cultura, porque no venden...
Entonces, con más razón le doy las gracias a los escasos locos soñadores que tuvieron a bien darme un donativo o ayudarme a promocionar el Festival. ¡De todo corazón gracias, amigos!


jueves, 12 de mayo de 2011

Casi últimos detalles para el Festival

Bueno, siempre se cumplen los plazos. Mis días están siendo muy tensos y ocupados, hay tantas cosas que coordinar y hacer, tantos encuentros con gente que empata con las ideas, artistas que se van integrando, amigas que de pronto se vuelven apóstoles de la causa para conseguir patrocinadores... ¡ah, patocinadores! Los cuento con los dedos de una mano, y me sobran, figúrense los apuros.
Pero es la historia de mi vida siempre que he organizado estas cosas. Las autoridades de las instancias de cultura que debieran dar apoyo brillan por su ausencia. El presidente municipal jamás respondió a la petición y me resulta imposible irme de campamento a sus oficinas para que me reciba. El Regidor de educación y cultura tomó ocho días para mandarme decir que no tienen recursos, cuando todo parecía indicar que me apoyarían. El taller que ofrecí para los internos del CERESO sencillamente no se ha hecho porque sus autoridades tampoco me contestan.
Alguien me dijo que debería yo mandar a "mi equipo" a buscar patrocinios en montones de lugares que me recomiendan. Pero mi equipo, finalmente, es mi brazo izquierdo y mi brazo derecho, y mis amigas Lobas que han contribuido a difundir el Festival porque conocen mucha gente aquí.
De mis amigos, dos me han patrocinado carteles y uno de los cantantes que participará me ofreció hacerme volantes. 
De personas que han intentado ayudar y por muchísimas razones no han podido, mejor ni hablar...



PERO: ya estamos comenzando a pintar bardas. Con cal, con sobrantes de pintura que nos han regalado, como sea, pero pintaremos poemas en las bardas, los jóvenes escritores están listos y al momento contamos con tres bardas... ¡y pensamos invadir la ciudad!
Gracias Laura Gil y Karla Pedrín, por su trabajo.

lunes, 9 de mayo de 2011

Ser madre

No recuerdo exactamente cuándo comencé a sentirme mujer. Pero sí tengo muy claro que, cuando niña, mientras algunas compañeras de clase deseaban ser pájaros -por aquello de la libertad-, a mí no se me ocurría para nada ser diferente de lo que era,y eso dije que sería, si volviera a nacer: niña.
Luego vino el “tiempo de crecer”, dejar la casa paterna, emprender una vida aparte. Y supe pronto que podría ejercer mi libre albedrío sobre mi cuerpo para ser madre, y lo deseaba. Creo que era el desarraigo, la falta de cariño, el peso de una soledad que se instaló en mi vida desde mi nacimiento. Sentía el poder, tenía el señorío sobre la decisión de albergar otra vida, y decidí tener a mi hijo.
Con miedo, con esperanza, con alegría pero sobre todo, con mucha decisión. No podía reflexionar sobre lo que sentía, siempre he sido mas bien intuitiva y por entonces mis emociones me rebasaban y no podía escribir. Sólo sentía, observaba lo que ocurría con mi cuerpo, aguardaba... imaginaba y tenía sueños o pesadillas.
La vida que tenía entonces era muy corta, mis experiencias no me convertían en una mujer madura, apenas estaba yo al final de la adolescencia, y aún así, me enteraba. De que ser madre era otra cosa, algo que yo siempre había sabido pero no podía comprobar. Hasta entonces. Me dije que sería una madre “diferente”. Aborrecía los sermones sobre las madres abnegadas y tiernas y calladas, porque yo no conocí a ninguna, y las que veía sólo guardaban apariencias o eran desesperantemente pasivas.
Mi hijo nació antes de tiempo, cuando todavía no lo esperaba. Los malestares me causaron sorpresa y acudí al médico sin sospechar que fuera ya la hora... era mi hijo el que sabía, quien decidió que ya era tiempo de arribar al mundo. El médico también estuvo sorprendido de ver un niño tan tranquilo, tan resuelto a estar presente. “Es más valiente que usted”, me dijo... Porque me di cuenta de que los médicos creen que una llora por el dolor, únicamente. Y yo lloraba, sentía con alegría y placer las gotas quemantes cruzándome la cara, fluyendo inagotables ante la maravilla, el increíble milagro de ser parte de la vida, y se me hundió el estómago cuando me di cuenta de que, por mucho tiempo, ese pequeño aliento de mi vida dependería sólo de juicio. De mi buen juicio, donde quiera que estuviera. Pero valía la pena: Ahora tienes razones, ahora tienes a alguien, ahora vales.
Todo lo que emprendiera tendría un fin, una meta, un propósito. Y lo más sorprendente era que todo eso no me cancelaba, no me quitaba la sed de seguir aprendiendo, experimentando con mi cuerpo y con mi vida. Era madre, estaba más hecha, más completa.
Casi cuatro años después, tal como planeaba, tuve mi segunda experiencia como madre. Parir a una niña, exactamente como lo deseaba, fue la culminación de mis anhelos en los terrenos de la maternidad. Había resuelto desde siempre tener dos hijos, que el mayor fuera varón y la pequeña niña. Y sucedió, tal como hace Dios cada que me bendice y simplemente, como si yo lo mereciera, me da lo que yo pido.
Diferentes maneras de afirmarme. Una cosa es ser madre de un varón, y otra cosa es ser madre de una hija. Y además fui padre y madre, por buen tiempo. Entonces viene eso de la plasticidad, de hacernos grandes o chicos, estirarnos, encogernos, dividirnos, multiplicarnos, volvernos fuego o ceniza y nuevamente comenzar y seguir.
Tengo esencia de mujer. Siempre lo he disfrutado, y no lo cambiaría por nada. Al menos he tenido esa congruencia toda mi vida.
Hace décadas y lustros que soy madre. Y toda esa plenitud sigue llenando mi vida, sigue poniendo en mis pasos la seguridad que notan otros: ahora tengo razones, ahora tengo pertenencia, ahora valgo...
la liz

domingo, 8 de mayo de 2011

Un domingo intenso

Luego de haber presenciado la salida de los participantes en el Medio Maratón Internacional de Ensenada y haberme encontrado por ahí con un campeón reconocido pero increíblemente modesto, pasé a comprar algo de pan para el desayuno. Paola se bajó a comprarlo debido a mi dolencia conocida, y mientras tanto, una grácil criatura se posó en el parabrisas de mi auto. Su visita me dejó maravillada y tuve la dicha de fotografiarla para compartir.



Aquí pareciera que es el frente de la mariposa...
Alrededor del medio día estuve enviando las fotos de los niños participantes en el Festival Palabra en el mundo y sus dibujos por correo para que fueran integrados en el DVD que se estará transmitiendo en el comedor de Fender y otras empresas... luego a comer a las carreras para ir a fotocopiar los poemas que repartiría en la marcha del silencio por la paz... en donde me encontré a mi amiga Karla Pedrín y en la que no vi, cosa muy extraña, a mi amiga Iris...




Y ahí mismo entre los presentes, estaba un personaje con quien mi hija se quiso retratar...



Por la noche la lectura del discurso de Javier Sicilia y seguir trabajando para lo que le falta al Festival Palabra en el mundo...

martes, 3 de mayo de 2011

Reporte del Festival

Estoy concentrada en lograr los apoyos, los espacios, las metas: que haya más lecturas de poesía que bases militares en el mundo.
Estoy concentrada en dar talleres a niños de escuelas primarias para que su mensaje de paz se vaya por el mundo.
Estoy concentrada en convocar a mis colegas artistas, a mis vecinos, amigos y mundo en general para que se sumen a este Festival ideado por poetas para darle una oportunidad a la paz...


Este día se sumaron dos artistas más que harán El sueño del Quijote en ópera, en las voces y actuaciones de Juan Manuel Beltrán y Alfonso Arámbula El Yuni.
También se sumó al programa Luz María Beltrán, con un performance poético.
Se ha grabado el DVD con poemas e imágenes para proyectarlas durante el festival y en los comedores de algunas empresas, así como el reclusorio.
Se están terminando de diseñar los carteles con los dibujos de los niños para imprimirlos e inundar la ciudad.
Se recibió pintura para pintar poemas en las bardas, por parte de Erika Fuentes y Rocío Carmona.
Me prometió mi hermana Rocío financiar la impresión de 50 carteles.
Mi alumna Sofía Hidalgo me trajo una caja de gises para el tapiz gigante.

--- y seguimos!!!

lunes, 2 de mayo de 2011

Domingo caluroso

Iris queriendo deshacerse de la transparencia de la piel


Nada mejor que el baño para refrescar al Trapito


Bajo el rayo del sol


Preparando bebidas y ensaladas


Siempre listas!


Ayer los vientos de Santana provocaron el calorón, y aprovechamos para refrescarnos con cubitas y ensaladas... Paola se escapó de la manguera de agua!!!

domingo, 1 de mayo de 2011