domingo, 9 de octubre de 2011

Cuando las cosas "crecen"

Esta mañana me dirigí a mi refrigerador para hurgar en su interior en espera de un hallazgo para mi desayuno.
Había olvidado por completo que desde ayer por la tarde había quedado convertido en "El Señor Reri", gracias a la alquimia de cierto hechicero que lo hizo subir a las alturas, al menos a las mías.
Paola dice que ahora está tan altísimo que capaz que haya que hacerle reverencias...
Yo sólo sé que mi columna dejará de flexionarse en busca de cebollas o jitomates porque ahora todo queda a mi medida.

Ah, encontré para mi desayuno una buena dosis de ánimo aromado con deliciosas energías que me alcanzarán para pasar un día estupendo, con todo y gripa.

No hay comentarios: