miércoles, 12 de octubre de 2011

Andar entre las lobas

Solitas se atraen y se juntan, a veces para salir de caza: buscan alegría. A veces, ni modo, para lamerse las heridas. Pero también para sanarse entre ellas, exponer las alhajas escondidas, sacarle brillo a las memorias, encontrarles nuevas caras...
En las correrías nocturnas exploran otras voces y otros rostros de sí mismas, hacen descubrimientos divertidos, pierden la cabeza, se ahogan de risa...
A veces, -y ellas quisieran que fuera más seguido- sencillamente se juntan a desayunar, como este día.

No hay comentarios: