sábado, 27 de agosto de 2011

Cuando se juntan las lobas

Hace rato que no nos vemos, todo inició con el club de lectura del libro de Mujeres que corren con los lobos, y se desenrolló entre el grupo un listón de amistad que seguimos desatando. A veces ocurre que los tiempos no coinciden, o quizá tampoco los espacios, y nos mandamos letras y nos deseamos buenas cosas a distancia.
Pero como manada, a veces necesitamos reunirnos. Y esta tarde noche, aunque no haya luna, nos estaremos solazando con nuestras aventuras y seguiremos descubriendo las cosas por las cuales nos hemos acercado, y seguiremos disfrutando de esa alegría desbordada que nos pone de risa como si nos hiciéramos cosquillas...

No hay comentarios: