jueves, 14 de julio de 2011

Hallazgo en la tiendita de la esquina...

Me gusta mucho visitar esos tendajones, porque encuentro cosas que no hay en otros lados, y menos en los supermercados. Hay diferentes marcas y diferentes productos. Y hace rato que fui a buscar algo para mi comida de pronto encontré en un exhibidor un sobrecito vivamente azul que me llevó de jalón a la infancia.
Sí, un sobre de fino polvo de añil. Es un pigmento que se usaba en mis tiempos para agregar un poco al enjuague de la ropa blanca, de ahí el dicho que dice "azulea de blanca".
Bueno, espero que mi próxima carga de lavado reciba esos polvos azules perfumados por el recuerdo...

No hay comentarios: