lunes, 4 de abril de 2011

Tengo días así

No entiendo lo que pasa, seguro es eso del biorritmo o las hormonas, pero hace unos días lloraba dormida y este día desperté todo el tiempo con ganas de llorar. Claro que no faltan razones, pero no soy de ese estilo. Por tanto me confunde estar así, pensar solamente en cosas que me ponen triste, sentir el peso de las ausencias y no saber por qué este nudo que amenaza en desatarse en llanto, en fluir quién sabe cómo o por cuánto y por eso no lo dejo, solamente una que otra lágrima y a contenerse, no vaya a ser que me convierta en río, que me desagüe sin saber a dónde van las gotas, en qué sembradío pudieran provocar una germinación, un charco.
Difícil pasar por estos estadíos que acosan de vez en cuando al alma no sé si del artista, de las mujeres de los locos...

No hay comentarios: