viernes, 25 de febrero de 2011

Luto

La madre de los desaparecidos hermanos Reyes Salazar, y la esposa de uno de ellos, tendrá que recibir el durísimo, artero golpe de saber que han aparecido muertos, y que se suman a sus otros hijos caídos el año pasado "por protestar", como ella dijo en el programa de Carmen Aristegui.
Inaceptable, incongruente, doloroso, injusto, estrujante.
Vivimos a salto de mata, con el miedo y la rabia en las entrañas y seguimos sin hacer nada.
Cómo me duele México. Cómo quisiera despertar y descubrir el país donde crecí, concebí a mis hijos y crecieron, el país del que sí, en aquel tiempo, nos sentimos orgullosos y hoy me da vergüenza...
 Desansen en paz  María y Elías, los hermanos, y Luisa Ornelas, la esposa.
No puedo siquiera imaginar el dolor de esa madre ante la impotencia, la impunidad, el desamparo. Ya levantaron su huelga de hambre pero seguirán con el plantón, en el que todos deberíamos estar con ellos.

No hay comentarios: