lunes, 27 de diciembre de 2010

... LA FAMILIA







Son muy bien portados, como se puede apreciar: todos miran a la cámara, no cierran los  ojos y ¡sonríen! Sí, son parte importante de la familia, vinieron al recalentado con sus respectivos dueños y pasaron un rato dándonos felicidad. Nube tiene 14 años, Estuardo y Luli (los cockers) 11, Matías el yorki tiene 3 y la negrita con blanco, Motita, todavía no cumple ni un año...

viernes, 24 de diciembre de 2010

Preparativos

Es día de pasarlo en la cocina en muchas de las casas del mundo, recibiendo amigos y familiares con sus buenos deseos y su amor.
En mi casa la cena será sencilla y su principal valor, como siempre, será el estar juntos en una fecha especial. Mi hijo se quedó en el DF pero nunca nos hemos sentido separados, y mi hija estará aquí con su novio. Toda mi familia y amigos regados por el mundo me acompañan y los represento con la vela que acordamos tantas veces en los Encuentros de Mujeres Poetas.
Solamente quisiera compartirles un deseo para que nos concentremos en pedir todos lo mismo: paz, igualdad, justicia. Que no se quede una sola persona sin percibir esta sensación cálida y grata de estar con los demás celebrando. Que nadie haya sin techo, sin alimento, sin el amor y el cuidado del prójimo.
¡Celebremos pidiendo por los demás!
Muy felices fiestas para todos.

jueves, 23 de diciembre de 2010

Sabores...

La señora Rosita tiene una fonda en la Calle Cuarta y la conocí porque ahí come todos los días mi amigo Edgar, es uno de los abonados de ese lugar donde se come comida casera que para mi gusto es demasiado abundante y se cebe al buen corazón de la dueña, que al parecer piensa que la buena alimentación tiene que ver con la cantidad de comida.
Conversando con ella me contó que lo que más le gusta es la repostería, y que le encargan muchos pasteles. Las galletas de nuez que hace son deliciosas, me consta, así que intenté probar uno de sus pasteles y se lo encargué la semana pasada.
Este martes lo fui a recoger. Le pedí que fuera sencillo, principalmente porque recién estuve recordando cómo era el sabor de los pasteles en mi infancia. Bueno, lo tengo muy claro porque sólo tuve dos pasteles de cumpleaños que hizo mi abuela Angela, la madre de mi papá. Por supuesto que recuerdo aquel sabor, el olor cuando lo horneaba, la desesperación de ver el pan en el molde sobre la mesa, esperando a que enfriara sin encontrar una manera de acelerar el proceso... Cuando estaba ya frío mi abuelita lo cortaba por en medio y quitaba la parte superior para volver a colocarla después de haber untado con mermelada de fresa la mitad que había quedado en el plato, como si fuera un sándwich. Luego preparaba lo que los niños llamábamos "el merengue" con claras de huevo y azúcar. Sé que tenía nueces pero no sé si estaban encima de la mermelada o del merengue.
El caso es que cuando recogí mi pastes este martes, decía, lo llevé a casa y a la primera mordida ¡zaz! ¡el sabor de mi infancia! ¡igualito!
Es impresionante tener memoria para los sabores, pero cuánto me alegro.
Y así, sin ninguna razón en especial, sólo por gusto, he tenido este pastel que la magia de las manos de Rosita y mi memoria han hecho que disfrute de manera asombrosa. ¿Gustan? Les debo la foto porque ya sólo queda la mitad...

lunes, 20 de diciembre de 2010

Noticias de peso

Impresionante, despertar con una hilera de noticias que una ya no sabe cómo tomar, aunque ciertamente con azoro -aún- y tristeza.
Por principio de cuentas, el asesinato de la señora Maricela Escobedo, quien ya sabemos estaba exigiendo a la (in)justicia de Chihuahua apresar al asesino de su hija, mientras recibía amenazas de muerte para ella y su familia, que también pasaron por alto las autoridades, hasta que pasó lo que pasó a las mismas puertas del Palacio de Gobierno y que nos ha dejado a las mujeres estupefactas, frustradas, doloridas e incluso rabiosas.

Luego, la explosión de Pemex en San Martín Texmelucan, debido al robo en los ductos. Una periodista de Contralínea ha hecho una investigación que según dijo al noticiero de Carmen Aristegui esta mañana, pone de manifiesto el increíble robo de instalaciones, entre ellas un helipuerto entero en Tabasco, a pesar de la custodia de la Armada de México y de que los aparatos y cosas robadas estaban siendo apenas instaladas y sólo pueden manipularse por personal especializado. Significa que quienes saquean están dentro de la plataforma del estado, lo que nos hace preguntarnos en dónde quedamos nosotros, los ciudadanos de a pie, en esta inmensa, tremenda podredumbre de corrupción.

Tampoco puede dejarse de comentar la liberación de Diego Fernández de Cevallos, cuyo secuestro de siete meses ha terminado también esta mañana y cuyos "Misteriosos Desaparecedores" han decidido dejar libre, como siempre, con la mayor impunidad.

¿Y nosotros, la sociedad? Aquí como siempre, con nuestro síndrome de la avestruz...

sábado, 18 de diciembre de 2010

Sí, la Navidad se acerca

Tengo el firme propósito de mantener mi esperanza de pie, mirando ese horizonte incierto del año que se acerca. Pensemos que es para bien, que la paz y la alegría llenará nuestro tiempo, nuestras vidas. Que la buena voluntad hará que por fin nos reconozcamos hermanos. Que estas ansias por vivir más tranquilos nos conecten, nos concierten, nos hagan encontrar nuevos caminos que conduzcan a una vida más igual, menos dura, más serena...

¡Ayudémonos! Conectemos pensamiento y corazón para alcanzar esta pequeña pero al parecer inalcanzable meta. Insistamos en nuestra buena fe, apuntalemos la esperanza, confirmemos que somos una estirpe de seres humanos en busca de paz...

viernes, 10 de diciembre de 2010

Pero estoy de pie

Sí: ni la gripa, ni los noticieros, ni las ausencias de los amigos, ni los golpes bajos en la política local, nada me ha dejado tirada.
Siempre he dicho que soy optimista, y sé encontrar todas las demás cosas que alimentan esperanzas. El hallazgo de un amigo de la juventud, saber de su vida, escuchar su voz, saberlo bendecido; la voz de mis hermanas y hermanos que viven lejos, la alegría a contraviento de mi hija, la fiel compañía y el cuidado de mis amigas presentes o ausentes, el cariño de mis primas, las palabras de mi tío Lalo, las llamadas de Mauricio, las atenciones de Edgar, la comprensión de mi casera, las hojitas recién salidas en el limonero que creía perdido, mi patio con menos matas, la Nube recién  bañada por su tía Iris, la visita de Alex, la solidaridad de Delia y los ángeles que me manda, las visitas de Pat Gómez desde Chile donde ahora anda Yadira, los poemas de Oscar Wong, la neblina de esta tarde...
Y estar aquí en cama desde el martes, batallando con los bichos de la gripa pero en paz, escuchando ya los inicios de estos días navideños empalagositos, tibios, llenos de ponche y cariñitos.
Tengo muchas más razones para estar en pie. El dolor que tanto se asoma por estas letras, siempre puede ser avasallado por mi convicción de no claudicar, defender mi sueño y mi alegría. A pesar de los pesares.

lunes, 6 de diciembre de 2010

Tengo perdido a un amigo...

No es que sepa mucho de su vida, porque prontamente, después de conocernos trabajando en Banco Mexicano Somex, en el DF, nos dejamos de ver, aunque sí nos hicimos buenos amigos. Hace quizá poco menos de un año me localizó por este blog y reanudamos la amistad por correo y leyéndonos mutuamente.
Supe que, pese a ser tan joven, tiene un hijo ya graduado, y que batalla contra su depresión que no sé si sea hereditaria porque en algún momento mencionó que varios hermanos suyos se habían suicidado.
Es una excelente persona, gusta del arte y la literatura y tiene un corazón diáfano, por más que le haga sus pasadas y la mente le complique la existencia.
Pero hace muchos correos que no contesta y me tiene preocupada. Ya no sé si es por los secuestros, pues ahora que anduve en la ciudad de México otro amigo querido sufrió la repentina ausencia de su yerno, que apareció una semana después, recién desempacado de un secuestro. O si estará tan deprimido que no puede leer ni contestar, o si será algo peor -la boca se me haga chicharrón-.
Recordar a Gustavo en este blog es traer su mirada profunda y analítica, su voz cálida, su empatía, su generosidad y su enorme corazón.
Desafortunadamente, todo eso no me alcanza: necesito saber de él.
Que todo esté bien para ti y los tuyos, y que estos vientos navideños nos den a tus amigos la buena nueva de tu retorno a la vida cotidiana.

Se nos perdió la Navidad

No sé si sea mi imaginación, pero tengo la sensación de que este año, la Navidad, o el llamado "espíritu navideño" está arribando tardíamente. No veo la euforia por las lucecitas y los árboles, y los anuncios con música navideña más bien escasean en la radio local.
No es para menos: la situación del país nos tiene con el Jesús en la boca cada que nos toca escuchar noticias, ya sea por el número de muertos que nos van a informar, o las nuevas correrías de los gobernantes, o incrementos en servicios o falta de empleos en las hojas de clasificados...
Para mí, ya será ganancia con que disminuya la violencia en estos días en los que se alientan sentimientos filiales hacia los prójimos, no me importa que no haya cena ni vacación ni regalos ni trabajo. Espero una tregua que me permita cobrar algo de fuerza para emprender otro año pensando que no, que éste no estará tan alejado de lo que todos queremos, que podremos organizarnos como sociedad y exigiremos o haremos lo necesario para comenzar a enderezar el rumbo que ya no sé desde cuándo se perdió.

jueves, 2 de diciembre de 2010

Dejar que hablen los ángeles

Esta mañana una voz me pidió leer las cartas de los ángeles. Hacía mucho que no. Y fue esperanzador ver los mensajes porque todo parece positivo dentro de este maremagnum de corrupción y violencia que vivimos en el país, en el planeta.
Mensajes sobre escuchar a los sueños, percibir señales que la música o la vida cotidiana nos confirman para alentar nuestros pasos, para intentar nuestras decisiones, es definitivamente positivo,
Después habrá que enfocarse en esa imagen de lo deseado, hasta encontrar el remanso donde las cosas que suceden no se han contaminado con violencia, falta de trabajo o enfermedad, sino rebosan de armonía permitiendo que nuestra mente haga mejor enfoque de lo que debemos hacer.
Una linda manera de comenzar el día, con la imagen todavía fresca de un venado en el horizonte, allende el mar, en una isla o quizá una colina. Buen augurio la imagen del venado, indica bienestar y elevación, tanto moral como profesional y social, aunque no puede descartarse que para llegar a eso se deba atravesar una larga carretera llena de peligros...