lunes, 27 de septiembre de 2010

La casa vieja

Hubo comida rica, música por demás agradable con Sexto, y la pisada de las uvas compartiendo con familias y amigos. Un cielo maravilloso, aire fresco, calor humano... ¡pura vida! y nada de dolor en mi columna, tendré que seguir esta receta...

No hay comentarios: