jueves, 30 de abril de 2009

Mandala de la energía


Para estos aciagos tiempos, que de todos modos debemos ver con esperanza y optimismo.

Atención médica

Dado que no mejoro y que el dolor de huesos creció como cuando se estiran los adolescentes -suponto- la decisión fue de ir al médico, en parte autoconvencida y en parte a instancias de mis hijos y de Alex, que ofreció llevarme al seguro social.
Pudimos constatar que en Ensenada no hay ningún pánico derivado de la Influenza: al solicitar consulta en el Hospital General me dijeron que ahí no atendían y que fuera a las calles de Ruiz y Catorce.
De regreso pasé a Urgencias de la clínica que está en la Av. Reforma. De ahí me derivaron al edificio de consultas y me dijeron que sería atendida en Pediatría. El problema fue encontrar el sitio: todo el mundo me dijo dónde era pero cada que me decían al fondo a la derecha, señalaban a la izquierda, fué curioso porque ocurrió varias veces.
El caso que al fin dimos con el consultorio, donde me atendió una doctora Sonia Patricia con mucha diligencia y amabilidad. Me dieron un folleto con las instrucciones preventivas y mediante la autorización de otro médico, la medicina con el diagnóstico de principios de bronquitis.
Eso me hace constatar que aquí la gente no tiene pánico como en otras ciudades ha ocurrido, que se saturan las clínicas de personas en busca de consulta. Tampoco se tiene bien establecido un plan de contingencia con las debidas señalizaciones y protocolos, supongo que por lo mismo.
Y hasta esta mañana se sigue confirmando que en este Estado no hay ningún caso de influenza nueva, porcina o como la denominen ahora.
Pero en cuanto a los cruceros que llegan periódicamente a Ensenada, al parecer están suspendidas sus llegadas.
Los comercios registran pocas ventas y los restaurantes están solos. Lo que vi con mucha fila fue los lugares en donde rentan películas.
Serán días, con la supresión de clases y en el DF de trabajo, de estar en casa, con familia: juegos de mesa, películas, conversaciones... alguna cosa buena y de calidad que resulte de estos días aciagos, de incertidumbre, duda y confusión.

miércoles, 29 de abril de 2009

Gripe


Ahora sí estoy amolada con gripe. La noche fue difícil, tantito no poder respirar y tantote el dolor de huesos y cabeza. Zumbido en el oído izquierdo y la cabeza como un avispero.
El cuerpo intentando amoldarse a la cama y a la noche, sin conseguirlo por completo, siempre rezongando, quejándose de la molestia, del mal acomodo.
Té, agua y jugos. Alguna galletilla. Caminar como zombie por la casa, intentar alguna frase con la Nube, que me mira con los ojos de "qué quieres que haga".
Llevo días guardada en casa. La ventana me hace sentir a veces un leve paseo, cuando pasan las personas que vuelven del trabajo o cuando sale algún niño a jugar.
Ahora que todo el mundo está en su casa, ni siquiera los perros callejeros juguetones o traviesos he visto por aquí.
El domingo estuvieron de visita las gaviotas, paradas solemnes en mi techo y revoloteando en el solar de atrás de mi casa, merodeando las sobras de una carne asada.
El día está plano, sopla aire frío y mis macetas parecen agradecer el sol.
En la foto, la vista trasera desde mi patio, donde ahora no están las gaviotas.

martes, 28 de abril de 2009

Estamos "influenzados"

Sobra aquí hacer el recuento de lo que estamos constantemente escuchando por todos los medios de comunicación y a nuestro alrededor. Ya sabemos que el ingenio humano ha creado ya la cumbia de la influenza, los chistes a raíz del temblor de ayer en el DF y ahora se suman las Poetas del Megáfono con su convocatoria a escribir poemas con el tema.
Lo cierto es que estamos viviendo una situación inédita que nos asusta y tanta -demasiada- información puede alarmarnos más que darnos seguridad. Y claro, para que no falte la cereza el en pastel, en esta ciudad de Ensenada, al agotarse la existencia de cubrebocas en las farmacias, los proveedores subieron al triple los precios, según escuché en las noticias locales esta mañana. Mismas noticias en las que se oye constantemente que en Baja California no hay ningún caso de la enfermedad. Cosa que hoy mismo refuta Guadalupe, que trabaja con un médico que dijo haber atendido el día de ayer a un paciente norteamericano en el hotel en donde se hospeda, y declara que sí tiene esa enfermedad. Supongo que faltaría comunicar a las autoridades que, a sabiendas o no, y supongo que por decreto suyo, niegan que tal enfermedad aqueje a los ciudadanos de Baja California.
Por mi ventana pasan los niños que no deberían haber ido a la escuela, algunos con tapabocas. En los micros no se ve mucha gente así, y no entiendo si agotó las existencias para tenerlas en sus casas "por si acaso".
En internet los rumores van desde que Obama trajo el virus, hasta que fueron los narcos quienes lo esparcieron...
Yo, con mi gripa, me mantengo encerrada y así voy a permanecer -ahora sí- hasta curarme por completo porque lo que tengo ahora es justamente una recaída por no cuidarme bien.
Esperemos que mediante el seguimiento concienzudo de las instrucciones de prevención vayamos mejorando en lo que, eventualmente, encuentran una vacuna o terminan de curar a los afectados.
Mientras tanto: ¡Salud! (literalmente).

lunes, 27 de abril de 2009

Desde Chihuahua, la Maga y el Tendedero

"Les comunico que el tendedero poètico ha sido un éxito en la feria del libro, ha decorado el lugar y se ve padrìsimo. no tengo càmara y entonces he pedido a varios amigos que tomen fotos para enviármelas y compartirlas luego con ustedes y desde luego para mandarselas a liz para llevar el registro del itinerario.

paco igancio taibo II ha sido uno de los más gratamente sorprendido, dice que es lo mejor de la feria y está fascinado con el concepto del tendedero, por ahi les enviarè las fotos con él".

¡Qué alegría, primero que estuviera en la Feria del Libro y luego que cause buenas impresiones!

EnseDanza



Anoche fue la primera función de el 1er Festival Internacional de Danza Contemporánea, en el Cearte. En esta ocasión la Dirección y coreografía es de P.J. Sabbagha, reconocido coreógrafo sudafricano que aborda problemas sociales en su trabajo.
En cuanto a la obra, consistente en la idea de que dos aves se convierten en humanos, me pareció demandante para las ejecutantes, dos bailarinas que además de danzar, incorporaban la actuación y el grito como parte de lo que ahora es la danza contemporánea, que es también teatro. Pero me pareció por momentos repetitivo ya que a pesar de la suavidad de la música de violín de Vivaldi, los gestos consistían mayormente en una especie de estertores del cuerpo, en movimientos cortos, explosivos, y poco de lo que esperamos ver como baile.
Dada Masilo y Lulu Mlangeni Merecieron el nutrido, largo aplauso del público que apreció su disciplina y precisión.

miércoles, 22 de abril de 2009

Dibujo tonal


Ahora Sofía está manejando el carboncillo. Este ejercicio se llama Dibujo tonal. Lo primero que se hace es cubrir completamente la hoja con el carboncillo, hasta que parezca terciopelo. Seguidamente se retira el carbón con un pedazo de tela de algoón usada, para ir "desdibujando" la figura. Se quita suficiente carbón para dar los valores y por último, con un borrador, se "saca" la luz.
Es la primera vez que Sofía hace este ejercicio, pero el resultado es satisfactorio como para continuar y pulir la ejecución, tanto como el dibujo.
¡Que lo disfruten!

Mi mandala por la tierra


Llamó Héctor y me comentó que probablemente trabaje en la construcción de unas mandalas en vitral, al parecer es bastante ambicioso el proyecto pues cada mandala quedaría de cinco metros... Yo en cambio, diseño las mías en una pequeña hoja de papel. Ésta va por la tierra, nuestra casa, para que sane y se cure completamente de esa enfermedad llamada hombre.

domingo, 19 de abril de 2009

Ojos negros



En esa comunidad se asienta el rancho Real del Castillo, donde como dije antes, elaboran quesos deliciosos. El camino de 32 kms. serpentea lleno de curvas y rodeado de montañas, algunas verdes y otras erosionadas por "el esmeril del aire", llenas de piedras enormes y redondas.
Las fotos aparecen con el color aplastado por el inmenso sol, pues a pesar de que no era mediodía estaba calcinante; yo regresé ardida de la piel a darme con la manguera de agua en mi patio y tomar una cerveza helada. Si en el puerto, que es fresco, la temperatura era de 35 grados, calculemos cuántos había en el valle de Ojos Negros...
En las fotos, una idea del paisaje.

viernes, 17 de abril de 2009

A veces la noche pesa

Una camina aligerando el equipaje, deshaciendo nudos, cuidando los pasos.
Busca su frazada favorita, su mejor perfume, su música preferida antes de dormir.
Y transita por los días -uno, dos o varios-, pensando que todo marcha bien,
que las punzaduras comienzan a sanar, desaparecen poco a poco.

Pero luego, cuando a la noche se le mete ser artera,
volteo a mirar por la ventana y me asesta su mordida venenosa:
cruzando la calle, una pareja abrazada y sonriente pasa por mi casa.
Ahí está el vuelco, nunca ha dejado de acechar.
Ahí está el hueco tibio, aún sin costra.

De un manotazo cierro la cortina, no quiero ver por esos ojos.
Me traslado a embotarme frente al televisor,
pero ya dije que a la noche se le ha metido ser artera:
justo cuando lo enciendo, un hombre emocionado parece declamar:
"Tras diecinueve años de casados, todavía haces latir mi corazón"
dice a una esposa temblorosa y moqueante que suspira.

¡Qué asco! -me digo- ¡cuánta infamia! esto debe de ser algún complot.
Verde, la envidia me sube a la cabeza
-nosotros sólo cumplimos diecisiete-
y la amargura me hace trizas la garganta.

Voy a seguir jugando solitarios cada noche.
Voy a seguir jugando.
Voy a seguir
solitaria
cada noche.

Para el fin de semana


Ahora con la primavera y la mejoría del clima -esperamos sea permanente-, comienza a reactivarse la vida pública: festivales de cuanta cosa. Mañana es la carrera ciclista, que según acabo de enterarme, tiene la particularidad de que algunos de los participantes portan disfraces bizarros que quizá convenga ver.
El domingo está el Festival de Taco, en la Plaza de las -horribles- Cabezas, y luego en Ojos Negros, a 30 kms. de aquí, el Festival del Queso y el vino, promovido por Real del Castillo, la casa que desde hace más de cien años elabora los quesos que se consumen en la región.
Cuando llegué a este puerto me sorprendió encontrar tan buen queso en las tienditas, y nunca he dejado de consumirlo porque es barato y delicioso, de buena calidad.
Ahora esta casa de origen italiano y suizo está elaborando quesos tipo brie, o condimentados con hierbas de olor o aceite de olivo, por lo que valdrá la pena ir a la fiesta.
La casa ofrecerá a todos los visitantes platos de barbacoa, y la degustación para algo así como 40 quesos costará cien pesos. Además habrá algunos bailes folklóricos y puestos de artesanía local, y participarán otros ranchos que tendrán mantequilla o requesón o crema también.
Por fortuna el clima parece mejorar aunque muy lentamente, pero al menos, con todo y el aire helado, hace sol.
Así que este fin de semana, no hay pretexto para quedarse en casa. Las películas serán para otro día nublado.

miércoles, 15 de abril de 2009

Sinfonía de rabias

De Puebla, y de María Gabriela Molina:
Humildemente les envio este poema, un poema rabioso, un poema digno. Si no es mucha molestia, les pido que lo lean y lo difundan, como una forma de manifestar todo lo que esta ocurriendo en el mundo, en México, en Puebla y en nuestra patria chica.

(Fragmento)

Sí,
y la rabia nos ha crecido de repente,
de la noche a la mañana.
Cuando dormíamos complacientes,
en muídas camas revestidas de indiferencia,
y así,
sin más,
la rabia se despertó
contagiando al padre a romper su propia sombra;
a la madre la condujo a gritarle al espejo sus mentiras;
al niño a romper su Play Station 4
o simplemente a dejar de ver Dragon ball Z;
y la niña,
la dulce princesa de un cuento inacabado
estrello contra el mundo sus palabras
de ser niña.

lunes, 13 de abril de 2009

Mandalas para este día



En la clase de hoy, la idea fue hacer mandalas por la primavera... Mis alumnos siempre me sorprenden.

Talleres en Huajuapan


Este sábado me llamó Alicia, de Huajuapan, para avisarme que todos los preparativos siguen viento en popa. Al parecer habrá al menos cien profesores para tomar el taller de capacitación, y las escuelas y los niños siguen en el mismo número, así que tendré días arduos y plenos.
Me pidió que detallara más el proyecto que tenemos para empezar a formar a los cronistas del futuro: hemos comenzado ya desde el año pasado y tenemos algunos resultados, por lo que ha solicitado apoyos y ahora le pidieron que presente bien el proyecto para ver cómo nos ayudan. Cualquier cosa sirve, desde papel, crayolas, cámaras fotográficas, camisetas o botones impresos en fin, todo nos sirve, ya saben que yo soy experta en dar uso a cualquier cosa que se me ponga enfrente.
Tenemos la ilusión de dar a cada niño su camiseta de "Guardián del patrimonio cultural" para que la use durante los días del taller, o al menos unos botones con el logo del Señor Ocho Venado y esa misma leyenda, pero eso es un lujo que no sabemos cuándo nos podremos dar. Los botones son más fáciles que las camisetas por aquello de las diferentes tallas, o quizá unas bandas colocadas en las mangas, en fin, algo que sea distintivo para que ellos porten orgullosos.
Esta vez el ejercicio consistirá en trasladarnos con los niños a un lugar que sea representativo de la comunidad, y ahí los niños harán entrevistas a los abuelos o ancianos para que nos cuenten la historia de ese lugar con lujo de detalles, conduciéndonos por entre sus espacios. Al finalizar los niños escribirán la historia a su manera y rematamos con las ilustraciones y fotografías, ya antes les presté mi cámara para que tomaran cada uno cuatro fotos y con eso ilustramos sus trabajos, aunque no pude hacerlo con todos los grupos porque yo tengo que pagar las impresiones...
En fin, la gente de la asociación Ocho Venado está resultando, como toda la gente de Oaxaca, o al menos la que conozco, muy movida para llevar a cabo estas cosas que pensamos que algún día se verá que sirven de algo. Sigo creyendo que siempre es mejor poner este mínimo granito de mi parte, que quedarme viendo que nada sucede...
En la foto, la representación teatral de unos niños en el Museo Regional, allá en Huajuapan, a propósito del abuso de las autoridades hacia los campesinos.

sábado, 11 de abril de 2009

Tendedero Poesía errante


Había dejado de lado la información sobre el tendedero poético. Se puso en la escuela donde leímos en Tempe, así como en casa de Carmen. Ahora está en manos de la Maga, que iniciará las lecturas en Chihuahua. Lleva poemas de Zacapoaxtla, DF, Guadalajara, Ensenada, Puebla, Nuevo México, Tempe, Casas Grandes y Chihuahua, si no olvido algún otro lugar. Ahora falta esperar noticias de la Maga para ver su tendedero.

Imágenes de estos días santos



Ayer por la tarde el mar y el cielo desplegaban colores apastelados, en tonos de celeste y violeta impresionantes. La foto con palmeras es de Irina Hernández, y la otra mía, con el teléfono porque no llevaba cámara.
El clima de 15 grados centígrados, con aire helado en fuertes corrientes. Esta mañana estamos a once grados...completamente inusual para ser días de la Semana Mayor...

jueves, 9 de abril de 2009

Primavera


Salí a mi patio a beber un poco de sol esta mañana.
De fiesta, los pájaros alborotaban las macetas.
Me invitó la yerbabuena una hojita perfumada
y el tímido romero se convirtió en efluvio.

Regresé con las manos perfumadas de albahaca
y con el corazón vuelto destello.

martes, 7 de abril de 2009

La tentación de Jade


De reciente creación en acrílico sobre tela. Ignoro de dónde viene el título, simplemente llegó a mi cabeza.

domingo, 5 de abril de 2009

Los ángeles conmigo



No hay forma de describir las horas, los momentos que pasamos en Tempe, en casa de nuestra flamanante angeladoctorta CarmenAmato, que tuvo a bien recibirnos en su casa no sólo con los brazos -es decir, las alas- abiertas, sino con lujo de apapachos, consideraciones y regalos inapreciables.
Llegué primero luego de una pesadilla para llegar al aeropuerto: cerraron la carretera en Tijuana, la línea para cruzar a San Diego estuvo larga y lentísima, y perdimos el vuelo. Iris, que me acompañaba, es una excelente compañera de viaje porque se pone nerviosa como yo, pero no se altera. Nos pusieron en el vuelo siguiente pero Carmen no se enteró de la tardanza y anduvo como alma en pena preguntando y preguntándose qué abría pasado conmigo, dado que el avión, por lo que vio, no se había caído.
Iris y yo nos equilibramos en el vuelo con un wiskey de modo que cuando al fin llegamos y nos encontró Carmen, al decir suyo me veía yo fresca como una lechuga. Iris se encontró con su amigo y se fueron juntos, y me quedé con Carmen.
Nos fuimos a comer, nos trasladamos a la universidad, en donde sus alumnos me hicieron una entrevista a la que, por instrucciones de su profesora, tuve que contestar con circunlocuciones para dar cumplimiento a su programa, y al terminar nos fuimos a su casa. Más tarde, Cecilia su amiga pasó por nosotras para ir a hacer el super.
El refri quedó atiborrado porque la antifrionía de Carmen lo exigía, listo para recibir a las ángelas poetas que por tener que vivir en este mundo se ven precisadas a comer y hacer otras cosas que según Sylvia Ernestina, hasta los dioses tienen que hacer...
Al otro día, mientras me quedé cocinando, Carmen fue por Lilvia y Carmen Julia, para que más tarde se reuniera con nosotras la Maga. Claro que faltaba Olimpia pero aunque nos mantuvimos soplando la flamita de la esperanza, en el fondo pensábamos que no llegaría porque no se había comunicado con ninguna de nosotras, y así fue.

Cuando nos vemos, por lo general hemos estado alejadas físicamente por algún tiempo, pero al encontrarnos retomamos las conversaciones como si la tarde anterior nos hubiéramos ido a tomar un café. Así sucedió, de manera deliciosa.
Por la tarde una lectura en el Colegio de Guadalupe y luego a tomar cerveza y cenar, departiendo con los demás poetas que leyeron y conociéndonos más.
Todo lo demás fue estar juntas -y felices, como dice la canción- todo el tiempo. Sin cansarnos, sin dejar de tener ganas de hacer cosas, y para muestra el botón del video que grabamos a dos cámaras del poema de Carmen, el Torito, con la voz de Carmen, la danza de Sylvia, la asesoría de Carmen Julia y mi muy accidentada dirección de escena, lo que nos llevó a terminar el rodaje después de las tres de la mañana, ante el estoicismo de nuestra bailarina estrella.
Tallerear, leer, hacer comida, estar juntas exponiendo nuestros proyectos, viendo la ponencia de Lilvia, el video de Sylvia, los poemas de Carmen Julia y CarmenAmato, en fin, una de esas experiencias que solamente quienes la han tenido alguna vez, pueden entender. Horas y horas de estar sentadas con los pies hinchados y las caras felices y los ojos de marciano por tantas desveladas, al grado que tenía yo que repartir rodajas de pepino a diestra y siniestra para reparar los daños.
Cerramos el encuentro con la lectura de las cartas de los ángeles, la resolución para insituír la Red Planetaria de Mujeres Poetas, fijar las fechas y lugares para las reuniones próximas y finalmente, construir cada una un libro objeto conmemorativo.

Cuando nos dimos cuenta, el tiempo había terminado -no hay plazo que no se venza- y comenzamos a partir, al principio con valentía y al final con lágrimas en los ojos y con el corazón -y mi estómago- arrugados. Pero felices, cargadas de energía, de cariño, de un poco de sabiduría por haber crecido juntas esos momentitos.

Vengo cansada porque dormimos un promedio de cuatro horas diarias durante esos días, pero con el corazón henchido, con un canto interior de petirrojo que dice que van a venir muchas y buenas cosas para todas nosotras.

Carmen, Lilvia, Carmen Julia, Sylvia, Maga: cuánto me alegra de haber compartido este tiempo con ustedes, las Chingonas.
Se quedan mi corazón.