martes, 30 de septiembre de 2008

Regreso a la ¿normalidad?

Bien, estuve sin entrar al blog unos días, resulta que Pablita mi hija enfermó severamente con una infección que no se podía ubicar por parte de los médicos y que la trajo toda una semana con fiebres de 40 grados y dolores terribles de cabeza, además de viajes constantes a los laboratorios para que le hicieran montones de estudios.
Justamente en esos días en que se mudó conmigo para que pudiera cuidarla, me preguntaba al contemplar su rostro fino, delgadito y pálido cómo es posible que una semana antes hubiera cumplido treinta años. En la cama era como una niña con los rizos revueltos, grandes ojeras y piyamas enormes, como cuando estaba en la primaria.
Gracias a Dios ha mejorado y todavía el día de hoy estuvo a que le tomaran otra muestra de sangre pero ya fue a su oficina a trabajar. Anoche cuando recogió sus cosas y marchó para su casa me sentí muy triste porque como siempre, su sola presencia ilumina nuestra casa, no importa si enferma o como sea. Eso pasa con los hijos, y ahora lo que me alegra es que vive cerca y de todos modos nos vemos con frecuencia, hemos dejado ya de padecer el tormento de la distancia de los años anteriores, cuando sólo podíamos encontrarnos una o dos veces por año. Tormento que permanece con Mauricio, su hermano, que vive en el DF y al que poco puedo ver.

Pero vuelvo al mundo y me entero de nuevas matanzas en Tijuana, Rosarito y aquí mismo, Ensenada. Me entero del desplome de la bolsa en Estados Unidos que ha llevado de corbata al mundo entero a excepción de Hong Kong. Y me pregunto si ese gigante en colapso tendrá por fin la capacidad para recapacitar, hacer recuento de sus acciones y tomar la dirección correcta.
Nosotros, que tantas veces siento que somos una especie de imitamonos porque mucha gente quiere ser y vivir como los norteamericanos, deberíamos ahora mirar hacia nuestros antepasados, lo dije ya en el foro de las Mujeres Poetas, dedicarnos a intentar recomponer nuestro mundo, comenzando por la casa.

Así que no está por demás sino por el contrario, es importante hacer hincapié en no comprar más de lo necesario, en evitar el desperdicio -y pienso en los muchos frutos de higo del árbol de mi vecina que se pudrieron porque a ella no le gustan, cuando hubiera sido tan fácil y bonito ponerlos en una canastita sobre la barda que da hacia la calle para que los comiera quien quisiera, por ejemplo-, reciclar la basura, hacer todo lo que podamos con nuestras manos, sembrar nuestra hortaliza, compartir lo que nos sobra...

En fin, ojalá que esta debacle financiera internacional sirva para sacudir un poco las conciencias de los poderosos y nos de oportunidad de repensar el futuro y espacio para mirarnos simplemente como seres humanos, sin atavismos de "empresarios" ni "líderes" ni todas esas cosas frías y huecas que nos tienen separados...

domingo, 21 de septiembre de 2008

Fiesta Disco









La vida viene y va, la vida sigue su curso y nosotros igual en el camino por donde nos toca. Así, a la vez que tenemos la pena de la enfermedad de mi hermano, hemos tenido la alegría de festejar los primeros treinta años de vida de mi hija.
Contrario a lo que se pensaba, no fue víctima de la dichosa depresión de los treinta y estuvo muy animada organizando su reunión con el tema de los años setenta.
Bastante difícil encontrar cualquier cosa de esa época hoy en día, que no sea algo de ropa parecida.
Sin embargo se hizo lo que se pudo y se ambientó de manera agradable siempre pensando que la diversión era lo más importante.
La velada transcurrió con amigos íntimos y hubimos de pasar un examen de baile, coordinación y memoria que me parece que nadie pasó con honores, aunque debo admitir en favor de los hombres que estuvieron bien caracterizados para su espectáculo pues las pelucas afro no se hicieron esperar y con los cuellos postizos que confeccionamos Alex y yo para las camisas, se superó el problema de la vestimenta. Degustamos exquisitos guisos en tradicional taquiza, un delicioso pastel tiramisú y al cierre, después de bailar disco y un danzón que se coló, nos despedimos con la increíble voz de Isabel Boulé con el disco que llevó Silvine.
Lástima que la crónica fotográfica estuvo muy complicada, primero porque todos estábamos bailando y luego por la oscuridad pues no quisimos arruinar la ambientación a media luz como de bar. De lo poco rescatado comparto.
Me alegro infinitamente de haber cumplido esos treinta años de ser madre de Pablita.

miércoles, 17 de septiembre de 2008

Méxio dolorido y angustiado

Desde aquí me uno a las expresiones de reprobación hacia los actos terroristas que nuestros paisanos de Morelia sufrieron en plena Noche Mexicana.
Había escrito que no teníamos mucho que festejar sin imaginar que todavía faltaba ver la grotesca cereza en el pastel de la violencia.
Cuánto dolor, cuánta vergüenza ver lo que sucede porque sabemos que no nace de un día para otro, que la indolencia y la incapacidad, los intereses propios por encima de todo por parte de los gobiernos, nos han conducido a esto que vivimos, que a estas alturas pareciera un cadalso, un pasadizo como la casa del jabonero que nos pone en jaque, que nos llena de temor y rabia.
Mayormente mujeres fueron las fallecidas en el atentado terrorista. Hay varios amputados. Pero en México todos somos amputados: nos cercenaron la dignidad y la esperanza, nos tienen incapacitados para tomar conciencia de que este país no puede seguir en manos de ignorantes deshonestos.

Para que no perdamos la memoria, para que recordemos parte de lo que se ha perdido, aquí los versos del poeta Chava Flores, quien como nadie supo transmitirnos su manera de ver y amar a México por medio de sus canciones:

Mi México de ayer

Una indita muy chula tenía su anafre en la banqueta,
su comal, negro y limpio freía tamales en la manteca;
y gorditas de masa, piloncillo y canela,
al salir de mi casa compraba un quinto para la escuela.

Por la tarde a las calles sacaban mesas limpias y viejitas
nos vendían sus natillas y arroz con leche en sus cazuelitas
rica capirotada, tejocotes en miel
y a la noche un atole tan champurrado que ya no hay de él.

Estas cosas hermosas, porque yo así las ví,
ya no están en mi tierra, ya no están más aquí.
Hoy mi México es bello como nunca lo fue
pero cuando era niño tenía mi México un no sé qué.

Empedradas sus calles eran tranquilas, bellas y quietas;
los pregones rasgaban el aire limpio: vendían cubetas,
tierra pa' las macetas; la melcocha, la miel,
chichicuilotes vivos, mezcal en penca y el aguamiel.

Al pasar los soldados salía la gente a mirar inquieta,
hasta el tren de mulitas se detenía oyendo la trompeta,
las calandrias paraban, sólo el viejito fiel
que vendía azucarillos improvisaba su verso aquel:
"Azucarillos de a medio y de a real
para los niños que queran mercar"...


Para quienes no conozcan:
Anafre es el fogón de carbón en donde se pone el comal
El piloncillo es un dulce hecho de caña
La capirotada es un dulce preparado con pan frito, queso, pasitas y miel.
Los tejocotes son frutas que se preparan en almíbar y se usan en ponches navideños
El champurrado es un atole con masa de maíz disuelta
Los chichicuilotes son como pollos
Los azucarillos no me tocaron pero debe ser azúcar derretida con la que se forman bolas y se comen como caramelos. En Zacatecas todavía las hay en dulcerías.-

martes, 16 de septiembre de 2008

Vaya noche mexicana...

No me refiero a la pequeña reunión que hicimos ayer con unos amigos en una cenaduría cercana donde probé un exquisito pozole que me sorprendió, sino al hecho de que en esta fecha siempre señalada para nosotros, no tengamos nada qué festejar. Escuché por la calle donde está el parque a un hombre hablando de los quienes dieron su vida y su sangre por nuestra libertad y me quedé reflexionando sobre eso. ¿Somos libres? ¿De qué? No podemos elegir estudiar o no, en dónde, trabajar en dónde, comprar qué. Estamos en manos de un gobierno que tiene una sola idea fija que permanecerá durante lo que resta del sexenio, o sea hacerse ricos no importa a qué costo. No importa si para ello haya que empeñar aún más al país, empobrecer aún más -sí, es posible, siempre lo logran- a la gente.
Me supo muy amargo ese festejo artificial y falso en el Zócalo, mirando a toda esa pobre gente que se deja embaucar por los medios y acude a "celebrar". Ahora viene aquí el desfile de unas 30 o 40 escuelas por lo que escuché. Yo tenía ganas de ir a fotografiar pero creo que será más deprimente ver a las criaturas quizá pensando que sí, que todo eso de los héroes y la patria es verdad y que ellos son nuestro futuro, cuando en realidad les hemos cancelado su futuro.
En fin, gajes de este ya cansado oficio de ser una ciudadana más de este país...

lunes, 15 de septiembre de 2008

Proyecto de fotografía

http://www.picasaweb.google.com/ensenadaenlamira
Es la dirección en donde pueden ver parte del trabajo que está haciendo un grupo de personas interesadas en observar su ciudad a través de la lente para dar a conocer sus ángulos a los demás.
Este domingo nos incorporamos al proyecto haciendo un recorrido por la Ave. Juárez de la Catedral hasta el Parque Revolución.
El tema es la calle y cada quien se concentra en lo que prefiera: comercios, personajes, etcétera.
Al final de la jornada nos reunimos en casa del creador del proyecto, Carlos Krauss, para ver las fotos de todos y hacer comentarios.
Es el cuarto domingo del proyecto, el recorrido para mí fue interesante pero a la vez agotador -por la caminada para mi columna y el calor- y frustrante porque cuando apenas había tomado 19 fotos la cámara se detuvo por falta de pila, cosa que no me explico porque había revisado que no estuviera baja pero en fin, me falló gacho. Anduve recorriendo cuadras hasta encontrar una tienda que vendiera cámaras desechables, con lo que tomé las 27 fotos del rollo que traía con un resultado que me tiene en ascuas porque esas son cámaras muy elementales y no sé qué habrá quedado de mis encuadres.
Es muy interesante recorrer las calles con una lente porque se detectan los detalles que ordinariamente no vemos, además de que esa calle solamente la he recorrido en automóvil.
Carlos hizo fotos de la playa que le quedaron buenísimas. Alex tomó más de 200 fotos y también estamos en ascuas por verlas. Francisco hizo tomas de turista y quedó tan contento que piensa adquirir su propia cámara próximamente.
Para variar, el Piere anduvo atrás de nosotros con su cámara de video...
Un delicioso domingo rematado en el Kafa con su excelente café y un clima ya para esas horas, delicioso...

martes, 9 de septiembre de 2008

¡Ay Nanita!

Típica frase mexicana para cuando algo nos asusta. Y es que la verdad, una visita al dentista es lo menos que te hace exclamar, si no por lo que te van a hacer, por lo que van a cobrar...
Esta vez le tocó a Alex, yo hace año y medio que me las vi negras con todo lo que me hicieron.
Pero por dicha conocí a un odontólogo en el taller de pintura del maestro Merino y recién solicitamos un diagnóstico para Alex, que por haber perdido un diente en la infancia gracias a una patineta, ha venido cargando con problemas.
Estuvimos puntuales a las diez y media y el doctor y su hijo comenzaron a trabajar en seguida. El caso se puso peliagudo pero al final parece que dominaron a los dragones y alrededor de las dos de la tarde pudimos ir a casa.
Ahora Alex se siente optimista porque al parecer mi colega y odontólogo trabaja super bien, y sobre todo, mi marido no salió traumado ni afligido. Seguiremos al pie de la letra las consultas que al parecer me llevarán directamente a estar casada con el nuevo galán cinematográfico de los alrededores...o al menos, con el poseedor de la más refulgente y nuevecita sonrisa.

viernes, 5 de septiembre de 2008

Preparativos


Aunque parece temprano, más bien se me está haciendo un poco tarde para iniciar los talleres de Día de Muertos.
Aquí en Ensenada veré la posibilidad, junto con algunos colegas, de impartir el taller de actividades plásticas en una escuela de la comunidad de El Sauzal, para lo cual están comenzando a apoyar algunos de sus residentes.
El taller giraría en torno a la imagen de la Catrina y Día de Muertos y se clausuraría con la exposición de los trabajos y la ofrenda.
Aparte, estaríamos preparando la visita de la Catrina en persona por esa comunidad y parte de Ensenada, todo depende de quiénes se quieran comprometer a acompañar a tan singular y mexicanísimo personaje...

Todo esto como iniciativa particualar y por medio de donaciones, ya que hasta el momento las instituciones o no dan color, o salen con la cantaleta de que no tienen presupuesto...

martes, 2 de septiembre de 2008

La marcha en Ensenada


No he visto noticias desde hace yo creo semanas, por evitar más depresión. Pero a última hora me llamó Francisco Merino para saber si asistiría yo a la marcha contra la violencia aquí en Ensenada, que saldría a las siete de la noche del Parque Revolución, y me apresté para ir a pesar de no vestir toda de blanco ni tener vela, aunque sí tenía vela en el entierro, como decimos aquí.
Para mi sorpresa hubo mucha gente, aparentemente cuatro mil personas que comparadas con las cuarenta de la marcha contra la violencia a las mujeres, no hay ni qué decir.
Caminamos hasta la plaza de las -horribles- Cabezas, en donde hubo algunos oradores. Todos por lo mismo: un criminólogo, un abogado, un empresario. Sin tintes partidistas ni nada, con mesura se pidió a las autoridades que hagan su trabajo, que hagan lo que se tenga que hacer para que este país no tenga gente que actúe de manera que nos lesiona a todos con aberrante violencia y crueldad.
No pude localizar en la marcha a Peggy Bonilla. María Machorro me vio pero yo no a ella. Estuvo el Yuni con su esposa llevando pancartas de "Ven a involucrArte" -como buen artista-, estuvo al poeta que me presentó Peggy y es abogada, Lidia, y el recorrido nos acompañó un tramito Nydia Krauss con Piercito.
Al llegar a la plaza de las -horribles- Cabezas todos encendimos una vela para Iluminar a México con la esperanza de que, unidos todos, tomemos la conciencia de que si no actuamos, nada en este país podrá cambiar.